Por María del Carmen Guillén

SANTO DOMINGO: “Yo tenía trabajo estable, vivía con mi familia, tenía múltiples parejas. Fui trabajador sexual, bailarín, he trabajado en fábricas y hoteles. Después de vivir con el VIH solo he trabajado en proyectos de voluntariados. No cuento con el apoyo de mi familia, he sido discriminado y no tengo ingresos económicos”.

Este es un fragmento de la historia que la ha tocado vivir por 31 años a Gabriel Arias, de 50 años, quien a los 19 se contagió con el virus a través de relaciones sexuales. Asegura tener una vida estable desde que ingresó al programa de medicamentos que subsidia el Gobierno dominicano, a través del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida), que dirige Víctor Terrero.

El Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) provoca el Sida, un mal de salud que no distingue estrato social. Sin embargo, los más vulnerables a su ataque son las personas de escasos recursos. De acuerdo con el Conavihsida, en República Dominicana 67,190 personas conviven con la enfermedad, equivalente al 0.71% de la población.

A partir de 2015 el Estado asume como programa protegido en el Presupuesto Nacional la totalidad de los gastos en tratamiento y prevención de personas que viven con la enfermedad. Según Terrero, hasta el momento el programa ha incluido a 54,000 personas.

El funcionario explica que los beneficiados son canalizados a través de 35 subreceptores a los que se les paga para movilización del personal.

“Estos colaboradores trabajan en conjunto con el Consejo y los representantes de las secciones sensibles al contagio con el VIH: trabajadoras sexuales, homosexuales, lesbianas, transexuales, drogadictos, entre otros”, dice.

Señala que cada paciente, según su estado de gravedad, representa para el Estado un costo aproximado cada año de RD$4,607.5 en el primer nivel; RD$16,767.5 en el segundo, y RD$254,267.5 en el tercero. Esto significa que el tratamiento tiene un costo mensual por persona de RD$384, RD$1,397 y RD$21,189, respectivamente.

“Las personas que vivíamos con VIH (antes del programa) nos estábamos muriendo ´por pila´”, exclama Arias. “Los comprimidos de ese tiempo eran muy dañinos. Aunque los consumía, tenía el riesgo de sobrevivir con el retrovirus atacando mi sistema inmunitario o morir por el tratamiento”.

Arias explica que los medicamentos le ayudan bastante. Las pastillas mantienen el virus bloqueado y no puede hacerle más daño. Sostiene que antes era más difícil conseguir los comprimidos. “El VIH-Sida es un signo de muerte para muchas personas; no todo el mundo entiende que es una condición normal de salud con la cual se puede convivir bajo el control de los antirretrovirales”, añade.
Fondo Mundial

El Conavihsida ejecutó un presupuesto de US$17.7 millones en 2017, el 82.7% del Estado y el 17.2% (US$3,067,182.69) donado por el Fondo Mundial (FM) creado por Naciones Unidas para financiar la lucha contra el Sida, tuberculosis y malaria a nivel global. Para 2019 espera manejar US$20.6 millones. Del presupuesto, US$10.9 millones fueron destinados a la compra de antirretrovirales e insumos de laboratorio.

El FM donó cerca de US$15.9 millones en el período 2016–2018 a Conavihsida y al Instituto Dermatológico y Cirugía de Piel Dr. Huberto Bogaert Díaz (IDCP) para localizar los sectores más vulnerables, educar a las personas e incluirlos en el programa medicinal.

Pese al trabajo preventivo, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas (Onusida) estima que 2,300 personas se infectan cada año en República Dominicana.

Terrero estima que el 19.4% de personas infectadas carecen de conocimiento de su condición de salud y, por esa razón, todavía no aparecen registradas en el programa.

Almacenamiento

El director de Conavihsida señala que, para preservar las características de las medicinas y proteínas, el Conavihsida tiene que pagar cada mes por su almacenamiento a laboratorios aclimatados.

Para 2017, Almacenes Yobel Supply Chain Management (SCM) facturó a la entidad RD$13,581,129, mientras que en el período enero-julio del presente año el costo va por los RD$7,926,628.

Explica que, para abaratar costos, la entidad construye cuatro almacenes de acopio, con financiamiento del Fondo Mundial. Los centros se erigen en puntos estratégicos del Este, el Cibao, el Suroeste y en la Zona Metropolitana.

Como el Consejo carece de estadísticas específicas sobre las personas infectadas que continuarán el tratamiento en los próximos años, no siempre puede cumplir con el consumo de todos los medicamentos, razón por la que, en ocasiones, debe incinerar el exceso.

Enfatiza que, “desde el punto de vista gerencial, siempre hay una cantidad de medicamentos que debe ser incinerada, porque nosotros trabajamos con estimaciones y nos hemos mantenido en un mismo nivel de un 10% no utilizado”.
Logística de transporte

Los antirretrovirales son distribuidos a nivel nacional a través de 72 unidades de servicio de atención integral, ubicadas en los hospitales generales.

Para lograr el objetivo de abastecimiento a las Unidades de Atención Primaria, el Conavihsida se auxilia de la flotilla de transportación del Programa de Medicamentos Esenciales/Central de Apoyo Logístico (Promese/Cal).

El director general de Promese/Cal, Antonio de Jesús Peña Mirabal, explica que para 2017 se estableció en RD$3,575,000 el costo a pagar por Conavihsida para gestionar los envíos de medicamentos a los hospitales que trabajan con esta enfermedad de alto riesgo. Sin embargo, indica que la facturación alcanzó los RD$2,110,383, “debido a variaciones en las rutas”.

Para lo que va de año la relación de facturas de pago alcanza los RD$925,872. Peña Mirabal detalla que se envían de cuatro a cinco camiones semanales a las zonas regionales del país, y que cada vehículo lleva dos personas para realizar la entrega.

El costo promedio anual de traslado ronda los RD$720,000 en viáticos y RD$1,728,000 en combustible, para un total RD$2,448,000.

Destaca que a este monto se le suma el pago de nómina de los transportistas y que “cada unidad está debidamente supervisada y preparada para preservar la calidad de estos productos”.
Seguros médicos

El sistema nacional de salud contempla en el régimen subsidiado alrededor del 70%, equivalente a 38,000 personas, de los infectados con el VIH-Sida, y el contributivo alrededor de 6,000.

“Son solo las mujeres en estado de gestación las que reciben atenciones médicas en los centros públicos”, afirma Terrero.

Considera “vital la inclusión de los medicamentos antirretrovirales en la seguridad social, porque (en estos momentos se) están violentando derechos humanos”. Agrega que le están ahorrando al seguro unos US$3,500 al mes. 

Comparte esta noticia en las redes sociales :
jueves, 18 de octubre de 2018

de cumpleaños teuddy dariel sanchez

de cumpleaños teuddy dariel sanchez

orientación popular

orientación popular

PONCHES

PONCHES

carlos garcia alcalde

carlos garcia alcalde

milton alcalde

milton alcalde

praede alcalde

praede alcalde

senador eddy mateo

senador eddy mateo

victor emilio santana

victor emilio santana

para publicidad y envió de notas a Ecos del sur

para publicidad y envió de notas a Ecos del sur
Email: ohelmissanchez@gmail.com

PABELLÓN DE LA FAMA

PABELLÓN DE LA FAMA

CONAVIHSIDA

INDOTEL dar clikc

GOBERNACION DE BAHORUCO

GOBERNACION DE BAHORUCO

DORIS FELIZ

DORIS FELIZ

SIGUENOS EN LAS REDES

Facebook
Twitter

d pillay full drink

d pillay full drink
Lo mas acojedor en Barahona Tel. 809 524-9655

Buscar este blog

catedral santa cruz

catedral santa cruz

cañon de barahona

cañon de barahona

CASANDRA DAMIRÓN

CASANDRA DAMIRÓN

iglesia catolica

iglesia catolica

antiguo remolcador

antiguo remolcador

Obispado de barahona

Obispado de barahona

SEDE PRESIDENCIAL 1913

SEDE PRESIDENCIAL 1913

INGENIO BARAHONA

INGENIO BARAHONA