SANTO DOMINGO: Su nombre es Fernando de los Santos y siempre se le ha conocido como “La Soga”. Se desempeñó como teniente de la Policía Nacional, y allí se granjeó la fama de efectivo agente en la persecución “de supuestos delincuentes”. En un momento fue el hombre más buscado por las autoridades en todo el territorio nacional.

En la Policía habría encabezado un grupo de agentes denominado como “El Equipo” o “El Escuadrón”, que supuestamente se dedicaba a la persecución de personas que se entendían como delincuentes o prófugos de la justicia.

La Policía Nacional comenzó su persecución en el año 2011, en la gestión de José Armando Polanco Gómez, quien en reiteradas ocasiones le pidió que se entregara y que, además, prometió a la sociedad su captura, sin haber tenido resultados positivos.

A “La Soga” se le acusa de dar muerte a Elvis Sebastián Valerio Espinal y Luis Roberto Torres Ortega (Robert), supuestamente a encargo de Joan Silverio Ureña (Yoan) y Bonel de Jesús Lanfranco Castro (Bonelly).

La Policía Nacional asegura que el exteniente recibió 250 mil pesos por asesinar a las personas antes citadas. Los cadáveres de esos dos hombres aparecieron atados de pies y manos en la presa Tavera Bao, en Sabana Iglesia.

“La Soga lo va a pagar con el precio de la libertad o con otra cosa. Pero por lo menos vamos a empezar con la libertad, arrestándolo o preso. Si me llama yo le voy a decir ¿qué hora es? Cinco horas para que usted se entregue”, dijo en 2011 el entonces jefe de la Policía, el mayor general José Armando Polanco Gómez, citado por el portal de noticias Acento.

La Policía calificó a “La Soga” en varias ocasiones como una persona peligrosa y señaló que se encontraba “fuertemente armado”.

En el año 2012, el entonces jefe policial Polanco Gómez reiteró que le garantizaban su vida, pero advertía que si al momento del apresamiento se producía un desafío abierto utilizando armas de fuego o de cualquier otro tipo “nosotros no lo vamos a permitir, vamos a actuar utilizando la fuerza que sea necesaria”.

Para 2013, la Policía mantenía el mismo discurso: Polanco Gómez decía que en cualquier momento apresarían al exteniente de la Policía Fernando de los Santos.

Noviembre 2011

Durante el mes de noviembre de 2011, el entonces coronel Máximo Báez Aybar, director de Comunicaciones de la Policía, admitió que “La Soga” envió a la institución “un chaleco antibalas, su arma de reglamento, su placa y su uniforme”.

“Sabemos que ese hecho no es un hecho criminal, prácticamente está haciendo una entrega de propiedades a quien debe de entregarlas, que es a la Policía Nacional”, señaló el vocero policial en ese entonces.

La orden de captura de la Policía Nacional reza de la manera siguiente:

“SE BUSCA: Sicario acusado de muerte a los señores: Elvis Sebastián Valerio Espinal y Luis Roberto Torres Ortega (A) Robert, en Santiago de los Caballeros, RD, por encargo de: Joan Silverio Ureña (A) Yoan y Bonel de Jesús Lanfranco Castro (A) Bonelly”.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 1 de noviembre de 2017