POR CARLOS BATISTA

BARAHONA: Como un crimen de lesa humanidad catalogó Frank Florián la situación que está cometiendo el Ministerio de Educación con 7 empleados que laboran por más de un año de forma voluntaria en el liceo de artes Ramón Oviedo de Palmarito, en espera de sus nombramientos.

El dirigente comunitario puntualizó que para que ese liceo se inaugurara debió haber manos expertas en la limpieza y la organización de los mobiliarios que se organizaron allí y esas manos son esos 7 empleados que organizan y limpian todo el plantel al inicio de cada jornada escolar.

Dijo que donde educación tenía que meter jornada de bomberos para la readecuación del centro no tuvo que hacerlo ya que esos 7 compañeros del barrio Palmarito se encargaron de limpiar el plantel.

"Hemos hablado con las autoridades de Educación local y nacional y solo tenemos acuse de recibo de que se iban a nombrar a los compañeros y solo se ha quedado en palabra y papeles firmados y no se ha solucionado nada", dijo Florian.

Florián hizo un llamado a la comunidad educativa a que se nombren esos padres y madres de familia y que si no son nombrados ante del día 10 de este mes ellos abstienen a su consecuencias de las luchas que implementará el barrio de Palmarito.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 8 de noviembre de 2017