Por Benny Rodríguez

Barahona.-  Cuando los padres no mandan en la casa es un hogar de una familia “enferma”, una problemática de muchos hogares el país, afirmó el médico terapeuta familiar, doctor Octavio Féliz Vidal, tras ser abordado sobre el tema en un programa radial.

Féliz Vidal, que la autoridad es ejercida por los hijos, no por los padres en muchos hogares y “los que presentan esa condición son familias enfermas que requieren intervención de inmediato para superarlo”. 

Consideró que en el hogar debe estar claramente establecido quién manda y quién pone las reglas, a su juicio, un problema de muchos hogares dominicanos generador de dificultades familiares e impide la armonía, así como la cohesión de la familia.

Entrevistado por el pastor Dionisio Díaz, en el programa “Amanecer Cristiano”, transmitido de lunes a viernes por la emisora suspiro 102.5 FM, de 5:30 a 8 de la mañana, afirmó que para ejercer la autoridad no hay por qué dar golpes.

“Quienes golpean, normalmente no tienen autoridad, quien la tiene habla y se le obedece, pero las órdenes deben darse con carácter para que el muchacho o la muchacha la cumpla”, observó.

Cuando el padre da las órdenes muchas veces es inefectivo, considerando el profesional de la conducta que “se da una vez y debe cumplirse, pero con un tono de voz especial” que debe significar debe hacerse, “jamás repetirla muchas veces”.

“Usted le dice al niño o la niña, por ejemplo, apague el computador, no lo hace, acérquesele, haga lo apague porque resultan padres inefectivos cuando se manda 20 veces y esos son padres sin autoridad”, afirma.

Féliz Vidal, profesor y encargado de Extensión de la UASD Centro Barahona, precisó que cuando los padres ven no son acatadas sus órdenes toman el látigo para ejercer su autoridad mediante la violencia “cuando eso ocurre los padres no tienen autoridad”. 

Aconsejó diseñar y planificarse las reglas en el hogar, involucrando a los hijos para hacerlos parte de las decisiones a cumplir en la casa, sin la necesidad de ejercer violencia en su contra golpeándolos.

“Sobre todo, porque nuestras leyes prohíben el maltrato a los niños, niñas y adolescentes. Eso lo hacen los padres cuando tienen y está definida la jerarquía en el hogar, definiendo quién tiene la autoridad en la casa”, dijo.

Observa con mucha preocupación que en muchos hogares no manden los padres, sino los hijos, en otros casos los abuelos, un tío y en extremo hasta el vecino, a su juicio, esa es una situación generadora de conflictos.

Afirmó que en terapia familiar cuando la autoridad no es ejercida por los padres se tratan de familias enfermas o disfuncionales un problema a corregir de inmediato, reiterando que la rienda de la casa debe ser de los padres, “pero con amor y comprensión”.

Precisó que mamá y papá deben ponerse de acuerdo para ejercer la autoridad, definir los roles de cada quien, hace que las órdenes emanadas se acaten y respeten.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
lunes, 6 de noviembre de 2017