SANTO DOMINGO: La jueza de Atención Permanente de Santo Domingo Oeste dictó un año de prisión preventiva como medida de coerción a tres implicados en el caso del asesinato del catedrático y abogado Yuniol Ramírez.

La magistrada acogió el pedimento del Ministerio Público y declaró el caso complejo.

Al exdirector de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), Manuel Rivas, le enviaron a la cárcel de Najayo. Mientras que José Mercado Blanco (El Grande), cumplirá la medida en la cárcel de La Victoria. En tanto, el coronel Fausto Rosario Díaz lo enviaron a la cárcel de Operaciones Especiales de la Policía.

De los implicados en el caso, este jueves no le conocieron coerción al empresario el empresario Eddy Rafael Santana Zorrilla. En tanto que Argenis Contreras González está prófugo.

En las afueras del tribunal, que funciona en una plaza de la avenida Las Palmas, en Herrera, se aglomeraron seguidores de Rivas. Algunos lloraron delante de las cámaras al conocer la noticia de que le enviaron a prisión.

Rechazo

La Familia del asesinado abogado Yuniol Ramírez denunció este jueves que el ex-director de la OMSA, Manuel Rivas, fue padrino de la graduación de la fiscal de la provincia de Santo Domingo, Olga Diná Llaverías, magistrada que lleva el caso del crimen en representación del Ministerio Público

Antes de entrar a la audiencia de conocimiento de medidas de coerción, Ramón Ramírez, hermano de la víctima,  solicitó que el expediente sea conocido en el Distrito Nacional porque su pariente fue asesinado en esa jurisdicción y no en la provincia Santo Domingo.

Sin embargo, la jueza del Juzgado de Atención Permanente del Santo Domingo Oeste rechazó este pedido.  La magistrada Leonarda Quezada ordenó al ministerio público representado por la fiscal  LLaverías  que continuara con la presentación de la solicitud de medida de coerción en contra de tres de los cuatro implicados en el asesinato del catedrático universitario.

En los alrededores del tribunal fue desplegado un amplio contingente policial.

Ramírez fue asesinado, supuestamente, por los empleados de la Oficina Metropolitana de Autobuses (OMSA) Argenis Contreras González, actualmente prófugo, y por José Antonio Mercado Banco (alias El Grande), bajo arresto.

El asesinato se produjo, según las investigaciones preliminares, debido a que el abogado extorsionaba al ahora destituido director de la OMSA, Manuel Rivas, para no someterle a la justicia por los alegados actos de corrupción en esa entidad.

Además de Rivas y Mercado Blanco, están detenidos por el crimen el coronel de la Policía Nacional Faustino Rosario Díaz, director financiero de la OMSA; y el empresario Eddy Rafael Santana Zorrilla quien, supuestamente, había entregado un millón de pesos (unos 21.000 dólares) a Ramírez para que desistiera de las acusaciones.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 20 de octubre de 2017