Santo Domingo.- De aprobarse como plantean algunos sectores conservadores el Proyecto de Código Penal Dominicano para criminalizar el aborto en las tres causales se jugaría “con los derechos de la mujer”.

Frente a esa situación es que un conjunto de instituciones públicas y sociales solicitaron la promulgación del Código, pero con las observaciones hechas por el Presidente Danilo Medina. 

El Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), Profamilia, Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) e INTEC, consideran que el tema ha sido debidamente conocido por todas las partes. 

“La promulgación del Código Penal sin la penalización del aborto, tal como lo devolvió el Presidente Danilo Medina, es inaplazable”, expresó el doctor Víctor Terrero, director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA).

Y añadió: “El Presidente Danilo Medina ha traído un respiro a la situación de la  mujer, observando la penalización del aborto en las condiciones en que estén en riesgo la vida y la dignidad de la mujer”. 

Recordó que al observar el proyecto de ley que modifica el Código Penal, el Presidente Medina reafirmó el compromiso que tiene con la mujer dominicana. 

Sostuvo que ha transcurrido tiempo suficiente para que la pieza sea conocida por los legisladores con las observaciones del mandatario.

Magaly Caram, directora de Profamilia, consideró que la República Dominicana necesita un Código Penal que respete y reconozca los derechos de la mujer.

“La salud de la mujer –observó- es responsabilidad del Estado, y eso no puede estar sujeto a intereses particular de ningún tipo”, expresando que los representantes de esos intereses no pueden dar órdenes al Estado para que las cosas se hagan a su conveniencia. 

“Profamilia quiere un Código Penal con las tres causales que el presidente Danilo Medina incorporó, un Código que beneficie al país y que no conculque los derechos de la mujer”, enfatizó. 

Y precisó: “En Profamilia –precisó Caram- hemos estado trabajando en la prevención del aborto inseguro".

Afirmó que no promueven el aborto por el aborto, "pero sí entendemos que es un derecho de la mujer y el Estado debe proveer los medios para que una mujer que tenga en riesgo su vida o tenga un embarazo cuyo producto es inviable, pueda tener el derecho a interrumpirlo”.

Consideró que la alta prevalencia de embarazos en las jóvenes obedece a la pobreza y a la falta de oportunidades, y que un Código Penal mutilado por intereses particulares no facilita la lucha por mejor las condiciones de la mujer.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 6 de octubre de 2017