POR MANUEL ESPINOSA ROSARIO

SAN JUAN DE LA MAGUANA. En una especie de “cementerios de seres vivos” se han convertido los locales de los partidos de la Liberación Dominicana (PLD) y Revolucionario Moderno (PRM) en este municipio.

En peores condiciones se encuentran los partidos Revolucionario Dominicano (PRD) y Reformista Social Cristiano (PRSC), los cuales ni locales poseen.

El PLD, partido en el Gobierno, tiene su local en la intersección de las calles 19 de Marzo y Caonabo, en una vieja casa construida de madera y techada de zinc.

Un mensajero de vez en cuando abre una puerta en la sede del PLD, a las 9:00 de la mañana, y durante todo el día no observa a ningún dirigente, militante o simpatizante penetrar a sus instalaciones.

La situación del PRM, la segunda fuerza política, no puede ser peor.

Su local situado en la intersección de las calles Duarte y con Wenceslao Ramírez, donde por décadas funciono el PRD.

Ese local permanece cerrado todo el tiempo.

La dirección nacional del PRM ha informado que trabaja en todo el país en la elaboración de su padrón de militantes.

Sin embargo, en este municipio se desconoce donde se reúnen para organizar esos trabajos, porque su local permanece cerrado los 30 días de cada mes.

La dirigencia del PRM en este municipio luce cada día mas dividida en las dos corrientes que encabezan el expresidente Hipólito Mejía y el empresario Luis Abinader.

Esa división constituye un grave obstáculo para el desarrollo institucional y con miras a las elecciones generales que están pautadas para el 2020.

Los presidentes de ambos comités municipal, ingenieros Juan Rodríguez Ramírez, del PLD y Guillermo Peña, del PRM brillan por su ausencia en la mayoría de las actividades sociales, científicas y de otra naturaleza que se celebran en esta ciudad.

La inactividad y falta de motivación de la dirigencia del PRM es tan grande que la propietaria del edificio donde funciona su local, los ha intimado, demandado en decenas de ocasiones por retrasos en el pago de las mensualidades.

Esa situación no ocurre en el caso del PLD, porque el licenciado Ramón de la Rosa, miembro del comité central de la organización, asumió esa responsabilidad, la que cumple mes tras mes.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 27 de octubre de 2017