Por Ismael Batista.-

El año pasado mediante disposición ejecutiva el presidente Danilo Medina declara la cesación de la inactiva Comisión de la Reforma para el sector salud, por esta haber cumplido con los programas sanitarios asignados en el sector.

En ese mismo decreto se abre el camino para dar paso en la República Dominicana al modelo de atención que prioriza la atención primaria.

De esta manera, el Sistema Sanitario del país comienza a a enrumbar los recursos humanos y materiales en dirección al primer nivel de atención, lo que con el tiempo transformará favorablemente las condiciones de salud de los dominicanos. 

El nivel básico de atención es el fundamento de todo sistema sanitario eficiente, pues, es en este nivel de la cadena de atención en los servicios sanitario donde se promocionan los valores de la salud, se desarrollan las políticas de prevención (principalía en salud), atención, seguimiento, referencias y es el receptáculos de la contra referencias.

El primer nivel de atención tiene un amplio escenario donde se articulan proyectos, planes y acciones operativas con otras instituciones que impactan en la salud de los individuos

Así que, no hay otra manera de cambiar los indicadores en materia de salud que hoy nuestro Sistema de Salud le exhibe al mundo.

En este contexto, es justo destacar que es la primera vez que en República Dominicana se asumen políticas de salubridad reales, con el noble propósito de favorecer la salud de los dominicanos. Gesto avalado con el incremento de la partida presupuestaria destinada en el Presupuesto Nacional al Ministerio de Salud.

Hoy, se trabaja intensamente en infraestructuras básicas de hospitales, se realizan cambios en los estamentos de dirección de salud, en busca del perfil gerencial adecuado y capaz de impulsar los cambios que se implementan en el sector.

En ese orden está en carpeta protocolizar la atención hospitalaria, la designación de médicos en las unidades de atención primaria, capacitación del personal de salud y el establecimiento en el sistema de la educación médica continua, entre otras acciones.

Son atinadas las expresiones del director del Servicio Nacional de Salud, Dr. Nelson Rodríguez Monegro, cuando expresa: los médicos son el motor de la salud. Sin embargo, este ambicioso proyecto en materia sanitaria, en ejecución, se ve perturbado en su desarrollo por el impase surgido entre las partes, en conflicto, por el incumplimiento de los acuerdos signados entre las autoridades y el Colegio Medico Dominicano.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
jueves, 5 de octubre de 2017