POR HERNANI  A. AQUINO

“El pesar y la pobreza purifican el corazón del hombre, aunque nuestras mentes débiles no ven nada de valor en el universo, salvo la comodidad y la felicidad”. Khalil Gibran

Los últimos hechos de violencia acontecidos en nuestro país, han de llamarnos a una profunda reflexión de cuales son los valores y los principios que hoy se encuentra presente en la Sociedad Dominicana.

Es lamentable escuchar y ver cada día como hechos delictivos y de violencia familiar, acaparan las primeras portadas de los medios de comunicación, obviando y desplazando hechos positivos que ocurren en el País.

Desde la Familia, la Sociedad y el Estado se debe implementar medidas a corto, mediano y largo plazo que conduzcan a humanizar a todos y cada uno de los segmentos de la sociedad desde el mas encumbrado ciudadano, hasta el mas humilde dominicano.

Recuperemos el valor de lo humano por encima del valor monetario, que el tener no esta por encima del Ser; creando la cultura de la solidaridad, el desapego y la importancia de la vida armoniosa en sociedad.

La implementación de políticas publicas, centradas en humanizar y sensibilizar a los ciudadanos de la responsabilidad de ser entes sociales con valores y principios, fomentando liderazgos nuevos y con una visión de responsabilidad social.

Incentivar a los empresarios a promover el consumo responsable de bienes y servicios con enfoque humano, que el consumo es el fruto del esfuerzo tesonero y no se convierta en herramientas para promover una competencia social desmedida.

Fomentemos mecanismos legales para crear la cultura de responsabilidad social empresarial y la vinculación del empresariado con la sociedad, devolviendo en obras sociales sus frutos del beneficio obtenido.

Contribuyamos a promover las buenas acciones y los modelos de liderazgos que sirvan de ejemplo a las futuras generaciones, de la mano de los hacedores de opinión publica, desplazando el morbo y la vulgaridad de los medios.

Promover desde el Estado el fortalecimiento de la familia, el acercamiento entre las instituciones publicas, empresariado, colegios públicos y privados, universidades, juntas de vecinos, organización no gubernamentales, partidos políticos y sociedad civil en la implementación de una jornada cívica de humanización de todos y cada uno de los segmentos de la sociedad.

Nuestro País necesita una cultura de paz y de compromiso social, tenemos el deber de rescatar los valores y principios que forjaron nuestra Patria, la unidad de la familia dominicana y la de marchar con una nueva visión, hacia una nueva Republica Dominicana.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 10 de octubre de 2017