Por Bienvenido Heredia

Distinguido Presidente Danilo Medina, ante los hechos bochornosos ocurridos en el país durante su ejercicio como primer mandatario de la Nación, los diferentes sectores activos de la sociedad no salen del asombro y quisieran saber ¿por qué en el gobierno de un dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), un discípulo del Profesor Juan Bosch, ha sido necesario llegar hasta la muerte física de una o más personas para que se haga público un acto de corrupción que empaña su mandato? 

Pienso que el país ha estado celebrando las leyes y decretos que su gobierno ha propiciado y emitido para fortalecer la transparencia en el accionar de las instituciones del Estado. 

Por ejemplo, la creación de las Comisiones de veeduría, las licitaciones para contrataciones por la vía electrónica y su instrucción para que ninguna institución estatal contrate obras si no tiene los recursos para pagar los trabajos contratados. Pero, parece, Señor Presidente, que eso se ha quedado en simples papeles y anuncios rimbombantes.

Me quedo con las Comisiones de Veeduría. ¿Dónde están? ¿Qué están haciendo? ¿Acaso la mayoría de los designados y llamados para ser veedores, aceptaron su llamado sólo “para no desairar” al Presidente?

¿Cómo es posible que diferentes instituciones del Estado estén siendo manejadas por mafias enquistadas en ellas (algunos integrantes de esas mafias son miembros del Partido)? 

¿Cómo es posible que algunos directores de instituciones del gobierno tengan en su entorno elementos con actitudes y antecedentes criminales, gente sin ninguna preparación técnica en el área que desempeñan y que sus jefes les permitan hacer lo que les venga en gana, o en el peor de los casos, les apoyen en sus actos delictivos (sino es que los mismos jefes encabezan esas mafias)?

Me enteré hace poco, que en el Ministerio de Educación formaron una dirección paralela a la Dirección de Mantenimiento e Infraestructura Escolar, sólo porque los antiguos integrantes de esa dirección manejaban una supuesta mafia de extorsión y alteración de facturas y entendieron necesario crear su propia estructura institucional para tratar de continuar esas irregularidades sin mucho riesgo.

De acuerdo a mi fuente, se ha descubierto que algunos ingenieros contratistas, en contubernio con  supervisores del Minerd, han presentado facturas de supuestas estructuras físicas que no han sido construidas. 

Un ejemplo que me señaló esa fuente, es de una verja perimetral que no se ha levantado, en una escuela primaria; de dicha verja, apenas se había hecho la zapata. 

Otro acto de robo descarado, fue el haber reportado la construcción de un área infantil en una escuela, cuando al o  a los contratistas, ni siquiera se les ocurrió colocar allí una malla ciclónica.

Compañero Presidente, si mal no recuerdo, Usted ordenó, hace poco, que la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), retomara sus funciones de supervisión, no de construcción, especialmente en el área de Educación. 

Pero hace poco se le ha asignado a dicha institución, la construcción y remodelación de varias escuelas. No acabamos de entender por qué se dice una cosa y se practica otra, cuando Usted ha demostrado que es un hombre de decisiones firmes.

El país recuerda un presidente, tristemente célebre, que se jactaba en decir que “la corrupción se detiene en la puerta de mi despacho”. Como ese no es su caso, compañero Danilo, Usted debe actuar con prontitud para que la corrupción sea detenida antes de entrar al parqueo de cualquier entidad del Estado, que no llegue a ningún lado, debe ser erradicada de cuajo.

Finalizo este grito, señor Presidente, suplicándole que no permita que sus subalternos, los nombrados por Usted, sigan provocando eventos como los de la OISOE, el de CORDE, los del CEA, el de la OMSA y el de ODEBRECHT. 

El país espera la mano dura que Usted mostró con la Barrick Gold, con la defensa de la soberanía nacional frente a la comunidad internacional por el caso de los haitianos, con el rescate de los terrenos de Bahía de Las Águilas y con su decisión firme de reelegirse por cuatro años más en el 2016, pese a todos los obstáculos legales que encontró en su intento.

No permita que le maltraten más su gobierno, compañero Danilo.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 20 de octubre de 2017