Por  Ing. Humberto Báez. 
Para Ecos del Sur

Transitar por  la ruta desde Barahona hasta Pedernales,  durante los años de 1950-1960. Resultaba   una verdadera hazaña. El camino carretero tenia múltiples tramos peligrosos en toda la ruta. 

En ocasiones  desde la Comunidad de la Ciénaga, se llamaba   por teléfono  alambrio  a  Paraíso, para avisar que había salido un vehículo  con ese destino, así se  detenía  la salida  de otro desde esa. 

En ciertos espacios del  camino,  no permitía el paso de  dos vehículos a la vez. Las fuertes pendientes en  los lugares  Coronel,  Derrumbao, la Pipa, la Penosa, así como los pasos sin puentes de los Rios, Bahoruco, Cienaga, San Rafael. Paraíso y Los Patos. 

 Algunas  cañadas. hacían  de  estos viajes por la costa   un gran desafio. Los vehículos tenían que ser fuertes, en algunos casos 4x4. 

Viajar a Pedernales era cuestión de unos días, para lo cual  los choferes preparaban sus vehículos con buenas gomas y accesorios de repuestos para la travesía. Cuando  se  producía una avería había que esperar  varios días por el rescate. Para los años de 1950-52  se comenzó la construcción y  asfaltado de la carretera hasta la comunidad de Enriquillo. 

La Empresa del Ing. José Delio Guzmán,  mi padre  Ing. Humberto Báez Castro tenía la responsabilidad de la Dirección de la obra. Esta carretera prácticamente se comenzó a pico y pala, con apenas dos tractores.

 La capa de rodadura o afirmado consistía en una primera capa de material bien apisonado se aplicaba un espesor de piedra picada a mano, que se compraba por metros a la comunidad, para luego aplicarle una imprimación de asfalto RC-2  que llegaba al puerto de Barahona en tanques de 55 gls. 

Después de la primera capa se le agregaba gravilla y se apisonaba, finalmente otra capa de asfalto con arena. Imaginemos  todas  estas labores sin mucha maquinaria. 

El resultado final fue una carretera que solamente para la década de 1970 la Cia. del Ing. Guaroa Liranzo aplico desde Barahona a Pedernales otra capa de asfalto Es ahora cuando se está cambiando la capa de rodadura con asfalto caliente y otra tecnología. 

Nosotros en artículos anteriores hacíamos referencia a la construcción de los puentes de San Rafael y Los Patos su  estructura está intacta a la vista de todos- La construcción de esta carretera duro 3 -4 años.

Para lograr una  obra de calidad en la época. se hacía necesario emplear materiales de primera clase, la construcción tenía  mano de obra  de experiencia probada.

 La capacidad y seriedad de los responsables estaba debidamente depurada y si alguien se equivocaba y hacia mal  uso de los recursos la dictadura no le permitía a nadie disfrutarlo. Los  tres principios fundamentales, Capacidad. 

Seriedad probada y Laboriosidad, adornaban principalmente a los ejecutores de cualquier construcción de esa  época. 

Con  este perfil histórico de construcción, está justificada la demanda de los usuarios que hoy claman  por  la terminación de la repavimentación de dicha via, iniciada  hace algún tiempo. La misma forma parte  del  “ Mirador del Paraiso”.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 6 de octubre de 2017