Por Víctor Reyes.-

Barahona.- Los residentes del sector Pueblo Nuevo están viviendo una situación que califican como desesperante, debido a que no hay agua para el consumo humano.

La dramática situación que sufren esos moradores, se debe a que desde hace más de 20 días no reciben agua potable y culpan del problema al ingeniero Felipe Sisa, de no instruir para que manden el preciado líquido a ese sector.

Dijeron que las amas de casa tienen que comprar agua a los camiones cisternas, para poder desenvolverse en sus hogares, lo que hace que su situación económica se empeore.

“No es posible que las autoridades de INAPA en Barahona, no manden agua potable a Pueblo Nuevo, con cuatro acueductos y varios ríos”, dijo un comunitario. 

Comparte esta noticia en las redes sociales :
jueves, 5 de octubre de 2017