BARAHONA.-El  gobernador Pedro Peña  Rubio  se  unió  a dolor de  la  familia y la clase locutoril de  esta  ciudad, por el fallecimiento del  comunicador Tito J. Vargas, quien  falleció de un  infarto.

Peña  Rubio, destacó las cualidades  humanas de Vargas, en  el ámbito  profesional y comunitario.

“Expresamos  nuestras  condolencias   a  los  familiares, amigos y compañeros de  trabajo de Tito, a quien la muerte lo sorprendió, dejando un gran pesar entre todos”, refirió.

Los  restos  del comunicador  son velados  en  la  Funeraria  El  Ángel  de  esta  ciudad. 

Al  momento  de  su deceso   Cuevas  se  desempeñaba  como   encargado de programación de Empresas Radiofonicas.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
jueves, 12 de octubre de 2017