BANI, Peravia.- El asesino de tres jóvenes en la discoteca Altus Lounge, condenado a 30 años, por los hechos de sangre, fue trasladado a otra cárcel en la mañana de este miércoles, por exhibir en el recinto carcelario conductas de violencia.

El convicto Ariel Rosario Celado, se había convertido en la cárcel local en un terror para todos los internos y pretendía tomar el control absoluto de todos los reos.

Se dijo que ya había provocado distintos incidentes en el recinto carcelario, constituyéndose en una amenaza para el buen desenvolvimiento del mismo.

Las autoridades decidieron trasladar al peligroso asesino a la cárcel del kilómetro 15 de la ciudad de Azua, donde existe un personal más amplio de seguridad que puede controlar su comportamiento de violencia.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
jueves, 12 de octubre de 2017