BANI, Peravia.- Un menor de siete años de edad apareció ahogado, en una cisterna abierta ubicada en la escuela en construcción y abandonada del sector la Saona.

El muerto es el niño Yefry Bernabel, hijo de la ama de casa Yameli Bernabel y del señor Daniel vizcaíno.

El suceso ocurrió  cuando el menor de siete años, junto con otros amiguitos penetró al recinto escolar abandonado y cayó en una cisterna abierta, repleta de agua lluvia.

El cuerpo sin vida del infante fue velado en una humilde y destartalada vivienda ubicada en el sector la Saona, donde residía junto a su madre, una pobre y desprotegida de toda asistencia gubernamental.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 17 de octubre de 2017