BANI, Peravia.- Un contador de la empresa industrias banilejas, murió después de ser sometido a una cirugía la que posteriormente le provocó una crisis cardíaco.

Guillermo Soto, de 49 años de edad, quien residía en la calle 16 de Agosto número 22, entre la Mella y la Santome, se sometió a una cirugía de la que aparentemente había salido bien, pero luego su estado de salud se complicó, presentándosele un paro cardíaco.

Guillermo Soto, quien era contador, había contraído matrimonio con la señora Mirquella Estrella y procreó cuatro hijos Cielín, Guillermo, Dila y Jhoan Soto.

La muerte del profesional de la contabilidad, además de sorprender a amigos, familiares y allegados, ha consternado a toda la sociedad banileja por tratarse de un hombre honrado y trabajador.

Por Manuel Guillermo Mejia

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 31 de octubre de 2017