SANTO DOMINGO:  El Departamento de Atención Permanente del municipio de Cotuí, provincia Sánchez Ramírez, conocerá este lunes medidas de coerción contra el padrastro de la adolescente Dioskairy Gómez Ovalle, cuyo cuerpo fue hallado el pasado jueves con el rostro quemado en Sierra Prieta, Fantino.

La medida será conocida en contra de Alberto Sánchez Reynoso, el principal sospechoso del asesinato de la joven de 17 años, quien había salido para la universidad donde empezaba a estudiar Psicología.

Según Carlos Rafael Gómez, padre de la hoy occisa, Sánchez Reynoso habría admitido el crimen ante la Fiscalía de Cotuí.

“Mi hija iba a cumplir 18 años de edad el próximo 27 de noviembre. Ella iba a entrar a la universidad a estudiar psicología”, manifestó Gómez.

Bernarda Ovalle Jiménez, madre de Dioskairy, la definió como una joven con mucho interés de llegar a ser una profesional, razón por la cual iniciaba sus estudios en la Universidad Tecnológica de Cotuí (UTECO), para donde se dirigía cuando fue asesinada.

No pensó que piropos eran mal sanos

“Nunca pensé que él iba a hacerle esta cosa tan terrible a mi hija, no encuentro, no entiendo la explicación. Nosotros compartíamos, convivíamos en el hogar diariamente (...). Yo espero que la justicia le cante la pena máxima porque mi hija no era una persona que se merecía esta muerte. Nadie merece esta muerte como la que él me le dio a mi hija sin ninguna razón”, dijo en entrevista a los medios televisivos Bernarda Ovalle, madre de Dioskairy Gómez Ovalle, al referirse su esposo Alberto Sánchez Reynoso, quien piropeaba con frecuencia a la menor.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
lunes, 4 de septiembre de 2017