POR JUAN TOMAS OLIVERO

El pregón publicitario con que se nos ha empalagado hasta la coronilla, es que la libertad es el otro nombre de la educación, sentencia que como frase se le atribuye al Presidente de la República Dominicana. 

  Cuya verdad  de origen, para ser justos,  como principio de transformación del ser humano, es idea de José Martí; desarrollada en la Pedagogía de la Ternura de la cubana  Lidia Turner Martí  y Balbina Pita Céspedes,  asumida por Fidel Castro en su discurso y modelo Educacional, pronunciado  a la entrada de la Habana y en su primera comparecencia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), como consecuencia del Triunfo de la Revolución Cubana (“Enseñar exige libertad y autoridad: ni libertinaje ni autoritarismo, sino libertad autoridad que vayan generando la autonomía necesaria en el educando”, Martí).

En 1986, un grupo de quijotes, que algunos en Barahona llamaban locos, por la descabellada idea, a juicio de los que creían esto, en razón   del simple hecho de atender el llamado de la UASD en la gestión del Rector Fernando Sánchez, de subir durante tres años cada fin de semana a Azua, lugar donde también concurrían profesionales de San Juan  de la Maguana, Baní, Barahona y de la misma provincia de Azua a realizar en las  instalaciones de la Universidad Tecnológica del Sur, este postgrado de la Facultad de Humanidades,  Coordinado por el Dr. Jacobo Moquete su mentor.  Este programa en Enseñanza Superior  fue concebido para futuros docentes de la extensión de la UASD en Barahona. Entre los locos del saber y la ciencia que hacían este sacrificado peregrinaje estaba el hoy destituido director Regional de Educación de Barahona, Ramón López Inoa, quien tuvo el mérito académico en el programa de “Summa Cum Laude” aforismo en latín, que traducido significa en español: “con máximas alabanzas o sumamente destacado”.

Para entonces, sólo del grupo de soñadores era docente de la UASD el Ing. Rafael Matos Féliz, con posterioridad ingresamos Algeres Medina, el destituido director, José Miguel Féliz Báez  y el autor de esta Columna.  Además,  desde Barahona subían: Dionny Maribel González, Freddy Pérez, Águeda Ramírez, José Miguel Féliz Báez, Arelis Segura, Aramis Cabrera, Nelly Pérez, Flérida Féliz Báez,  Inés María Matos Olivero   y Jorge Vásquez

Resulta una anti verdad, y es anti verdad porque no se sostiene en el tiempo y contextos e individuos diferentes,  que esta sociedad, a decir de algunos,  privilegia sus recursos humanos atendiendo a razones de excelencia,  meritocracia y calidad ética para ejercer la competencia profesional. Los buenos, los mejores, los más calificados se constituyen en una pesadilla para el gobierno y la gestión de los mediocres, por lo que son pateados, vilipendiados  y puestos a un lado. Probablemente las manos de los políticos de Barahona  esta vez tuvieron casi nada que ver en la destitución de Ramón López Inoa,  lo que luce triste y aberrante, es que la acción la  han impulsado  manos políticas foráneas  del  tren de funcionarios del MINERD, movidas por testaferros económicos enquistados en el Ministerio de Educación con una extraña, exorbitante   y oscura cola de transferencias bancarias que mete miedo.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
domingo, 24 de septiembre de 2017