POR ISMAEL BATISTA

Siempre he albergado preocupación por la salud y la educación de nuestros pueblos porque son áreas imprescindibles  para  el desarrollo. Van de manos, una de la otra, y las fallas de una repercuten en  la otra.

En fin, sin salud y educación es cuesta arriba superar pobreza y desarrollarse.

El presidente Danilo Medina ha expresado: ¨la educación es la otra cara de la libertad¨

Bajo esa óptica,  es fácil comprender, por qué en  la República Dominicana se ha iniciado una revolución educativa que tiene fundamento con la implementación del nuevo modelo de  Jornada Escolar Extendida en los centros de educación.

Ya es evidente   el impacto social positivo de las nuevas políticas educativas que aplica el gobierno. Se percibe en la economía de la familia  y en algunas de las aristas de la pobreza.

De pronto, en el año escolar 2016-2017 el sistema educativo dominicano cuenta con 3, 841 centros educativos y 1, 026,000 estudiantes, es decir, más del 50 % de la matricula estudiantil, cifras divulgadas por el MINERD, se benefician de nuevo modelo.

Es tangible el beneficio para los alumnos de la Tanda Escolar Extendida. En horario de 8 de la mañana a 4 de la tarde  el estudiante tiene oportunidad a una alimentación balanceada y nutritiva,  esencial para el desarrollo físico y mental y, a una educación ampliada y diversificada.

Es un proyecto de gran magnitud y de invaluable impacto social,  que debe ser asumido por la sociedad organizada en conjunto con la nación, puesto que esta modalidad educativa es el cimiento del futuro  de de la República Dominicana.

El gobierno del presidente Danilo que implementa el nuevo modelo en educación, se ha empoderado del tema en cuestión  y lo ejecuta  como un compromiso de política de Estado, lo que le imprime a la revolución educativa carácter de continuidad e irreversibilidad.

REALIDADES

En ese sentido hizo honor a su palabra cumpliendo  con la partida presupuestaria consignada en la Constitución, del 4 % para la educación nacional.

Aumento de sueldos de los docentes y directores de los centros educativos.

Construcciones y reparaciones de escuelas en todo el territorio nacional.

Entrega de materiales educativos a profesores y estudiantes, incluyendo computadoras.

Y entre otras iniciativas, ejecuta planes  de capacitación de docentes y directores con el propósito de  elevar la calidad de la educación.

Pero también, hay otros beneficios para los alumnos o estudiantes que están en espera de ejecución, es la parte que le corresponde al cuerpo docente, que tiene que ver con la formación del estudiante, del profesional, el futuro gerente.

 Veamos: Estimular el hábito de la lectura en los estudiantes dominicanos.

Y ¿qué es la lectura?

 La lectura es el elemento  básico del aprendizaje  por medio de ella se adquieren conocimientos; es un proceso constante que moviliza la conciencia, alenta el sentido crítico y es un antídoto contra la manipulación y la exclusión.

 Con ello los seres humanos desarrollan el talento y la posibilidad de conquistar por sí mismo la plena libertad.

La lectura es  el medio de conocer el universo. La lectura se motiva con materiales extracurriculares; crear y desarrollar el hábito de la lectura  es un reto que tiene el Sistema Educativo de la República Dominicana.

En ese mismo orden, el modelo educativo en el ámbito  de formación del estudiante debe captar las potencialidades, actitudes y habilidades, para de este modo aprovechar el perfil educativo proyectado y orientarlo   a las aéreas correspondientes de las distintas disciplinas del saber y, de esta manera, acoplar la educación con las políticas de desarrollo del país.

Hemos reseñado los elementos básicos que, a nuestro entender, constituyen los elementos principales para impulsar con éxito el sendero de la Revolución Educativa y que a la vez son los desafíos principales para elevar la calidad, en el transcurrir del tiempo,  del Sistema Educativo de la República Dominicana.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 5 de septiembre de 2017