Cabral.- Pequeños productores de plátano de este municipio mostraron preocupación porque los policías actúan complacientes con los ladrones de la musácea en las plantaciones agrícolas.

Denunciaron que sus sembradíos son robados porque los uniformados no se preocupan estar en labores vigilancia a los fines de apresar a los cacos que sustraen plátanos, guineos, yucas y otros rubros, provocándoles cuantiosas pérdidas.

Pedro Urbáez, se levanta a las cinco de la mañana, tres veces por semana para atender su pequeña, pero está explorando la posibilidad dejar la actividad agrícola porque trabaja solo para estar cansado, “los beneficios lo obtienen los ladrones”.

“Tenemos que acudir a la banca para tomar préstamos para poder sembrar, pero los robos de los que somos víctima iremos derecho a la cárcel porque no tenemos capacidad para pagar el dinero prestado”, dijo el agricultor.

Llamó la atención de las autoridades policiales en Barahona para que trate con los uniformados depuestos en el destacamento policial de aquí, para que apresen a los cacos de predios agrícolas “de seguir vamos a dejar la actividad” dijo a nombre de sus compañeros agricultores.
Se quejó porque lleva tiempo que no sabe lo que es ganarse mil pesos de lo que siembra en su unidad productiva “ni siquiera podamos sacar lo invertido”.  

Urbáez, dijo que como ha sido designado un nuevo Director Regional Sur de la Policía Nacional, con sede en Barahona, dijo esperar que el general Orlando M. Pichardo Reynoso, se interese en estos problemas que afectan la comunidad de Cabral.

Recordó que recientemente unos ladrones se introdujeron en repuesto para vehículos siendo abatido uno de ellos por los uniformados, lo que obedece a la ola delictiva que afecta a la comunidad y a la que no escapan los agricultores.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 5 de septiembre de 2017