BARAHONA: En esta temporada se prevén 21 tormentas tropicales, de las cuales al menos ocho se convertirán en huracanes

Por su ubicación en el Caribe, República Dominicana vive bajo la amenaza de ser tocada por algún ciclón, temporada que se inició el primero de junio y se extenderá hasta el 30 de noviembre, aunque algunos de esos fenómenos se han originado fuera de ese periodo, como ocurrió en la temporada pasada, cuando en enero se formó el huracán Alex y en mayo la tormenta tropical Bonnie.

Esta temporada se prevén 21 tormentas, de las cuales se estima que ocho alcancen la categoría de huracanes.

Esos fenómenos son Arlene, Bret, Cindy, Don, Emily, Franklin, Gert, Harvey, Irma, José, Katia, Lee, María, Nate, Ophelia, Philippe, Rina, Sean, Tammy, Vince y Whitney.

El término ciclón se define como vientos muy intensos que se producen en lugares donde la presión atmosférica es baja. Estos vientos avanzan en grandes círculos que giran sobre sí mismos, y se originan en las costas, generalmente tropicales.

Ciclón tropical

Se trata de un remolino que gira rápidamente y que tiene un centro u ojo con baja presión. Produce fuertes vientos y abundante lluvia, extrayendo su energía de la condensación de aire húmedo.

En el hemisferio norte rota en el sentido contrario a las agujas del reloj, y en cambio en el hemisferio sur rota al revés, pero en cualquier caso, los ciclones produce grandes daños en las zonas costeras debido a las lluvias torrenciales que a su vez provocan marejadas ciclónicas y corrimientos de tierra.

Ahora bien, dependiendo de la fuerza del meteoro, se llaman depresión tropical, tormenta tropical, o huracán. En Asia se les conoce como tifones.

Depresión tropical: la velocidad del viento es de un máximo de 62 kilómetros por hora, y puede llegar a causar graves daños e inundaciones.

Tormenta tropical: la velocidad del viento de entre 63 y 117 kilómetros por horas, y sus fuertes lluvias pueden provocar inundaciones importantes. Los intensos vientos pueden generar tornados.

Huracán: se pasa a llamar huracán cuando la intensidad supera la clasificación de tormenta tropical. La velocidad del viento es de un mínimo de 119 kilómetros por hora, y puede causar serios daños en las costas.

Categorías de huracanes: los huracanes son ciclones que pueden llegar a ser muy devastadores, de modo que es esencial conocerlos para poder tomar las medidas necesarias y evitar, así, la pérdida de vidas.

La escala de huracanes Saffir-Simpson distingue cinco categorías de huracanes:

Categoría 1: la velocidad del viento es de entre 119 y 153 kilómetros por hora. Provoca inundaciones en las costas, y algunos daños en los puertos.

Categoría 2: la velocidad del viento es de entre 154 y 177 kilómetros por hora. Produce daños en tejados, puertas y ventanas, además de en las zonas costeras.

Categoría 3: la velocidad del viento es de entre 178 y 209 kilómetros por hora. Produce daños estructurales en edificios pequeños, sobre todo en las zonas costeras, y destruye casas móviles.

Categoría 4: la velocidad del viento es de entre 210 y 249 kilómetros por hora. Produce daños generalizados en estructuras protectoras, los tejados de los edificios pequeños se desploman, y las playas y bancales se erosionan.

Categoría 5: la velocidad del viento es de más de 250 kilómetros por hora. Destruye los tejados de los edificios, las intensas lluvias provocan inundaciones que puede llegar a las plantas bajas de los edificios que están en las zonas costeras, y puede ser necesaria la evacuación de áreas residenciales.

Ciclón extratropical

Los ciclones extratropicales, conocidos también como ciclones de latitud media, se localizan en las latitudes medias de la Tierra, entre los 30º y los 60º desde el ecuador.

Son unos fenómenos muy comunes, que junto con los anticiclones mueven el tiempo sobre el planeta, produciendo poca nubosidad.

Están asociados con un sistema de baja presión que tiene lugar entre el trópico y los polos, y dependen del contraste de temperatura entre masas de aire frío y cálido.

Se pueden formar cuando un ciclón tropical entra en aguas frías, pudiendo ocasionar serios daños, como inundaciones o corrimientos de tierra.

Ciclón subtropical

Es un ciclón que tiene características de los tropicales y de los extratropicales. Por ejemplo el ciclón subtropical Arani, formado el 14 de marzo del 2011 cerca de Brasil y que tuvo una duración de cuatro días, tuvo rachas de viento de 110 kilómetros, por lo que se consideró una tormenta tropical.

¿Cómo y quiénes ponen nombre a los ciclones?

Las tormentas son nombradas y actualizadas por un comité internacional de la Organización Mundial de Meteorología. Debido a que las listas originales tenían nombres de mujeres, en 1979 se decidió incluir nombres de hombres alternados con los nombres de mujeres. Existen seis listas, las cuales son utilizadas rotativamente y los nombres bien pueden repetirse o cambiarse. Por ejemplo, la lista de 2006 fue utilizada en las tormentas tropicales de 2012. En la única ocasión que se cambia la lista es si la tormenta llega a ser muy mortal y costosa, por lo que ese año se evita usar el mismo nombre en otra tormenta que quizás no sea tan mortal como aquella de la cual heredaría el nombre. Si se diera dicha condición destructiva, durante la reunión anual del comité del WMO, el nombre de la tormenta procede a ser excluido, borrado de la lista y se elige otro nombre como reemplazo.

Tifones

Los tifones son los mismos ciclones, con las mismas categorías, pero en el continente asiático reciben dicho nombre

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 5 de septiembre de 2017