Por Benny Rodríguez 

Barahona.- Pese a que es inminente que esta región como todo el territorio nacional resulte impactada por el paso del huracán Irma y se toman las medidas preventivas de lugar, esta provincia no parece estar preparada para hacer frente a los posibles embates del fenómeno.

En una reunión, encabezada por el gobernador Pedro Peña Rubio, junto al síndico, Noel O. Suberví Nín, el director de la Defensa Civil Augusto Moreta, los generales del ERD y la PN, Rafael Díaz Gómez y Orlando M. Pichardo Reynoso, respectivamente, el director regional de Educación, Ramón Alberto López Ynoa, los ediles no se inmutaron para decir que esperan a Irma “a manos peladas”.

Los síndicos de los municipios de Fundación; Rafael –Pello- Féliz Segura, de Polo; Danilsa Cuevas; de Jaquimeyes; Carlos Valentín Batista, Benigno Siré Pérez, director de la Junta de Distrito de Canoa, entre otros, dijeron que no tienen nada a manos y que las solicitudes que hacen para limpiar arroyos o cañadas no ha sido atendida por el Indrhi.  

Se quejaron porque no cuentan con centros de salud en sus comunidades con medicinas e insumos para dar respuesta oportuna en caso de que sus respectivas localidades resulten impactadas por el paso del huracán, el cual se prevé para mañana (jueves).

El gobernador Peña Rubio intervino para aclararle a los ejecutivos municipales y distritales que se trataba de una reunión “preventiva” para reducir el impacto, la respuesta de mitigación sea mínima.

Sugirió ante las quejas de los alcaldes, quienes tienen la responsabilidad de trabajar a favor de sus municipios y distritos, sobre todo, en situaciones como ésas, con el auxilio del gobierno nacional, que esos detalles se traten en un canal directo que se ha abierto con cada una de las autoridades competentes para ir dándole salida.  

El representante del Poder Ejecutivo, el director de la Defensa Civil Augusto Moreta y el director del Servicio Regional IV de Salud, doctor Luis Pérez González, dijeron que están identificados los albergues para llevar a los ciudadanos en caso de que haya una necesidad imperiosa.

Pérez González, dijo que la Dirección del Hospital Regional Universitario Jaime Mota ha adoptado un conjunto de medidas de contingencia para garantizar camas suficientes en caso de que aumente el flujo de pacientes y que adquirió en adición, insumos, medicamentos, así como oxigeno.

Peña Rubio, exhortó a la población de la provincia de Barahona a mantener la calma, estar pendiente de los boletines oficiales y estar presto a colaborar con los miembros de los organismos de protección civil, sobre todo, aquellos residentes en comunidades vulnerables y haya que reubicarlo en algún albergue. 

“Tenemos el compromiso primero de salvar vidas humanas, luego bienes y propiedades y esa tarea no vamos a darle de lado, si tenemos que sacar una familia por la fuerza lo haremos porque por encima de todo está la vida que es un deber proteger”, dijo Peña Rubio.

Normalmente

La comunidad regional, pese a que es inminente el paso del huracán Irma, desarrolla con absoluta normalidad sus actividades cotidianas.

Los distintos barrios de este municipio, así como los reportes provenientes de comunidades de la provincia, dan cuenta que la situación es de tensa calma, mientras las autoridades locales adoptan cuantas medidas fueren necesarias para reducir el impacto del fenómeno atmosférico.

La mañana de hoy la mayoría de las instituciones públicas suspendieron sus labores al medio día, incluida la UASD Centro Barahona y UCATEBA, mientras que decenas de ciudadanos acudieron al mercado y supermercado a aprovisionarse de productos básicos.  

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 6 de septiembre de 2017