Barahona.- doctor Octavio Féliz Vidal, el asesinato de la adolescente Emely Peguero a manos de su novio Marlon Martínez, tiene mucho que ver con la permisibilidad del Estado frente a estos hechos y a la ausencia de políticas públicas para evitarlos. 

Féliz Vidal, médico terapeuta familiar y profesor de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), dijo que el asesinato de la joven Peguero demuestra que la sociedad dominicana está a merced de mentes criminales sin que se haga lo que tiene que hacerse para frenarlo.

“En la medida en que el Estado permita que casos como esos ocurran seguirán ocurriendo eventos espeluznantes y abominables en el país como el de Emely, por lo tanto, se requiere del diseño de políticas públicas e implementarlas para evitar futuros hechos de esa naturaleza”, observó el experto.

El académico, también encargado de la unidad de Extensión de la UASD Centro Barahona, dijo que este hecho evidencia que en la sociedad dominicana se está dando un fenómeno parecido a los que se producen en países desarrollados.

“Están apareciendo sociópatas y psicópatas, es decir,  nos estamos estrenando, aparentemente como sociedad, con estos tipos de crímenes, como este cometido por Marlon, novio de Emely, asesinándola en su residencia de San Francisco de Macorís, introduce en un saco, después en una maleta y luego bota su cadáver como si nada, pero él y su madre previamente aparecen en televisión nacional preocupados”, expuso. 

La responsabilidad de la familia 

Féliz Vidal, preguntado por los conductores del programa “Impacto Mañanero”, que se transmite en Barahona, de lunes a viernes, de 8 a 10 de la mañana por Maravillosa 89.7 FM, dijo que si bien es cierto que el Estado y las instituciones que lo componen tienen que jugar su papel, no es menos cierto que hay una responsabilidad de la familia e instituciones.

Afirmó que en la sociedad dominicana ocurre un quiebre del núcleo familiar, con una alta incidencia de hogares monoparentales, es decir, un hogar en donde solo funciona papá o mamá, “muchas veces solo está la madre como cabeza de familia”.

A su juicio, aunque los problemas de la familia son multifactoriales, esta es una causa que puede generar esta situación de violencia contra las mujeres, nuestras niñas, nuestros niños, nuestros jóvenes y nuestros adolescentes “que, se incrementa por la falta de seguimiento y preocupación por quienes dirigen el Estado”.

Señaló que cuando ocurre este tipo de violencia contra estas poblaciones claves para el funcionamiento de la sociedad, como es el núcleo familiar, no hay sanción contra aquellos, por ejemplo, que actúan contra una niña o un niño que, afirmó casi siempre es cometido por un adulto.

Dijo que se trata, no de un solo hecho, como el de Emely que ha consternado a la sociedad, sino que buscando a la asesinada adolescente de la provincia Duarte, fue encontrada la estudiante de sicología Dioskairy Gómez, de 18 años, cuyo cuerpo fue encontrado en llamas en Fantino, Cotuí, provincia Sánchez Ramírez.

Reiteró su llamado al gobierno a los fines de que reactive a todas las instituciones del Estado: Ministerio de la Mujer, Ministerio Público, sector de la justicia para enfrentar el flagelo y a la sociedad integrarse a esa acción para que no sigan produciéndose hechos de esta naturaleza “que nos abochornan y avergüenzan como país”.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 1 de septiembre de 2017