BARAHONA: El Ministerio de Medio Ambiente determinó que se trató de algas marinas y no de heces fecales que supuestamente había emanado desde un barco carguero en las costas de Barahona.

De acuerdo a una inspección encabezada por el director provincial de Medio Ambiente, Miguel Mella y Claudio Vilomar, procurador a la Defensa del Medio Ambiente, no se observaron sustancias contaminantes vertidas en el agua.

Además se observó que en el interior de la nave, se realizan mantenimiento, limpiezas y “los residuos los recolectan y los depositan en dos tanques bien sellados y cuenta con una planta de tratamiento de aguas residuales”.

Los desperdicios de limpiezas y de cocina los colocan en fundas plásticas separados y lo retira un gestor autorizado por el Ministerio de Medio Ambiente según informó el capitán del barco José Quijada.

Los técnicos afirmaron que recorrieron todo el barco y las áreas se observaron limpias y bien organizadas y no se detectaron malos olores ni dentro y ni fuera de la nave.

La denuncia la hicieron empleados de una generadora que dijeron habían un hedor y que el capitán del barco había admitido un derrame de heces que corregirían.

El barco Libertad de Bandera Africana está anclado desde el 8 de septiembre con permiso de Autoridad Portuaria. Es un carguero de combustibles, pero su tanque de almacenamiento actualmente está vacío porque está fuera de operación.

Participaron en la inspección, Ramón Marrero, Julio César Pineda, Miguel Cuevas y Jesús Medina

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 19 de septiembre de 2017