Barahona.- Yodina Heredia Padilla, fallecida junto a otra amiga al ser impactada la motocicleta, tipo passola, cuando venían de la playa, le fue oficiado un acto religioso la mañana de hoy, auspiciado por sus compañeros de la carrera y el departamento enfermería de la UASD Centro Barahona.

El acto religioso, oficiado por el padre Aníbal Montero, contó con la presencia del subdirector del Centro Manuel Antonio De La Cruz Fernández, Sol Juana Inés Féliz, presidente de Faprouasd, Esperanza Ferreras, del Departamento de Enfermería, así como estudiantes y profesores de la carrera.

Asistieron los padres de la joven fallecida, el comunicador Bienvenido Heredia Batista, coordinador del programa Impacto Mañanero, su esposa la señora Mari Padilla, así como otros familiares cercanos.

El sacerdote Montero, en su homilía dijo que cuando perdemos a nuestros seres queridos, sobre todo, cuando son personas jóvenes con toda una vida por delante, llenos de proyectos, anhelos y virtudes tendemos a sufrir un poco más.

Sin embargo, el religioso manifestó que si bien es cierto que se debe recordar a nuestros parientes ya fallecidos, más cuando ocurren de forma inesperada, es preciso tenerlos en nuestras mentes y corazones con dolor, “pero también con alegría”.

Pidió consolación para los padres y parientes cercanos de la fallecida Heredia Padilla, a quienes solicitó recordar a su ser querido sin adentrarse mucho en el dolor y en el sufrimiento que perjudica considerablemente.

El Subdirector de la UASD Centro Barahona, Manuel Antonio De La Cruz Fernández, manifestó que la desaparición física de la joven estudiantes de esta unidad académica no solo constituyó dolor para su familia, sino, también para la academia.

Señaló que los profesores y compañeros de la joven Heredia Padilla, así como las autoridades académicas desde el instante mismo en que se enteraron del accidente fueron prisioneros del dolor “porque perdimos a una miembro de la familia universitaria”. 

En tanto que Sol Juana Inés Féliz, presidente de la Asociación de Profesores de la UASD Centro Barahona, la Maestra Esperanza Ferreras, del Departamento de Enfermería, expusieron sobre las cualidades de la joven.

Afirmaron que se trataba de una chica aplicada, obediente, brillante e inteligente que cumplía a tiempo su tarea y que tenía muy claro cuál era su proyecto de vida, así como servirle a la sociedad desde una función importante como la enfermería.

Se recuerda que la joven estudiante de enfermería en la academia estatal en Barahona, falleció trágicamente hace algunas semanas junto a su amiga Jennifer Ferraras, al ser impactada la motocicleta, tipo passola, por el conductor de un carro en la zona costera cuando venían de la playa.  

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 27 de septiembre de 2017