Por Benny Rodríguez

Barahona.- Miguel Ángel Ramírez, tiene 29 años. A su edad debe dializarse tres días a la semana para poder vivir. Ayer miércoles esperaba junto a su madre Lorita Geraldo López, mientras “merendaba” una galleta con café, para ser transportado a Azua o San Juan a su diálisis obligatoria.

Ramírez, que aparenta el doble de la edad que tiene y 4 años con su condición, agradece a la Dirección del Hospital Regional Universitario Jaime por cubrir el transporte (ida y vuelta) para someterse al delicado procedimiento médico.

El joven que lucía inquieto, caminando de un lado a otro en la pequeña sala de espera, afirmó que resulta traumático para pacientes como él ir a Azua o San Juan a dializarse. Solicita una solución del problema.

A pesar de los inconvenientes tiene suerte de seguir viviendo, parte de los 22 pacientes de diálisis del hospital local han fallecido, como admitió a www.lalalupadelsur.com la nefróloga Carolina Cuevas, encargada de la unidad.
La más reciente víctima es Franklin Féliz (Noche). Falleció la noche del martes en su natal Cabral, un paciente del seguro para maestros Semma, dependiente de su esposa Elena Féliz Rubio (profesora), que la doctora Cuevas, dijo estaba muy delicadob y quien recibió todas las atenciones.

No dejan de dializarse 

La doctora Cuevas, quien tiene un consultorio particular en una clínica privada de aquí, admitió que no se está ofreciendo la diálisis en el Hospital Regional Universitario Jaime Mota desde hace unas tres semanas.

“No porque las 9 máquinas, que son modernas, estén dañadas, sino porque la planta osmosis colapsó y debe usarse agua tratada para evitar posibles contaminaciones durante el procedimiento”, dijo.

Indicó que la dirección del centro costea el transporte (ida y vuelta) de los pacientes, los hace acompañar de una enfermera para prevenir algún evento y “como regresan tarde en la noche son llevados a sus respectivas casas”.

Admitió hace un tiempo se deñó una pieza computarizada de la planta (membrana), pero que se seguía ofreciéndose el servicio de diálisis a los pacientes, poniendo en conocimiento de la anterior dirección del hospital el caso, “pero que no se atendió a tiempo y colapsó por completo”.

El arreglo cuesta unos RD$700,000.00, pero las autoridades evalúan una más pequeña, debido a que la actual la colapsada es muy grande y con la capacidad de abastecer de agua tratada todo el Hospital Regional Universitario Jaime Mota completo.  

Aseguró que ya se está trabajando, que los ingenieros y técnicos ha realizado las evaluaciones pertinentes, asegurando que “muy pronto” se estará ofreciendo nuevamente el servicio de diálisis.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
jueves, 14 de septiembre de 2017