Barahona.- En un curso especial sobre la nueva leslación de tránsito, organizado por el Instituto Nacional de Adiestramiento Jurídico (INNIAJ), el abogado Joaquín Encarnación, cuestionó que la ley dominicana no define lo que debe entenderse por una autopista o por una autovía.

A su juicio, de Encarnación, un abogado dominicano que vivió varios años en Europa, conductor en el modelo europeo, afirmó que en República Dominicana no hay autopistas.

“La autopista es una vía de alta seguridad, que debe estar completamente vallada, (sin acceso a colindantes o vecinos), tener por lo menos dos carriles en la misma dirección o sentido de la marcha, los retornos deben hacerse en pasos soterrados (túneles o falsos túneles) o elevados con respecto a los carriles de desplazamientos ordinarios”, señaló.

Indicó que el acceso a la autopista tiene que contar con los carriles correspondientes que no interrumpan la velocidad de los que se desplazan en los carriles  de los viales de la calzada (carriles de aceleración o incorporación a la autopista o carriles de desaceleración o salida de la autopista).

Afirmó que ninguna de las llamadas autopistas dominicanas reúne estas características, “porque en cualquier parte de la vía se permite el acceso de vehículos, transeúntes, animales y el retorno o cambio de sentido de la marcha al mismo nivel de los carriles de los viales de la calzada”.

“De ahí que nuestras infraestructuras viales no soportan una legislación tipo europeo donde el conductor debe adecuar la conducta al tipo de vía por donde se desplaza”, dijo.

Consideró que la nueva legislación de tráfico requiere de un replanteamiento a tono con la realidad dominicana, en varios aspectos en los que se aleja de las estructuras sociales, los sentimientos y temperamentos del pueblo dominicano.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
sábado, 2 de septiembre de 2017