Por  Benny Rodríguez

Villa Central.- El déficit de agua en el Suroeste dominicano es atribuido a su mala gestión, conforme a lo afirma estudios, ubicando a esta zona del país como una de las regiones más deficitarias en cuanto a este recurso.

El dato lo reveló al presentar una conferencia en el Primer Seminario por el Desarrollo Integral de la Región Enriquillo, organizado por el CODIA, UASD Barahona, UCATEBA, SOEBA y otras instituciones, el ingeniero Gilberto Reinoso,

Sin embargo, entiende que esa realizad obedece a que el recurso agua es mal gestionado, porque si se compara con otras regiones, el Suroeste cuenta con mayor aporte en caudal al país, produciendo anualmente 151 metros por segundo.

“La mala gestión, carencia de obras de infraestructura, solo las presas de Sabaneta y Sabana Yegua con apenas 14.5% de aprovechamiento y fuera del presupuesto nacional”, indicó como de las debilidades.

Consideró al río Yaque del Sur como el único e importante, las presas Sabaneta y Sabana Yegua, señalando la escasa intervención presupuestaria para aprovechar el limitado recurso hídrico.

Consideró que no aprovechar este recurso llama poderosamente la atención, sin que exista hasta el momento una crisis, “pero nos acercamos a ella, porque si usamos más del 40% habrá presión”.

Afirmó que el agua se constituye en un recurso crítico para el desarrollo de la región, por lo que plantea un manejo racional y adecuado del agua que tenemos.

Afirmó que la salud de los pueblos anda como anda la calidad de su agua, “al hospital Robert Reed, el 68% de los niños ingresados tienen enfermedades relacionadas a la mala calidad del agua”.

Calidad

Afirmó, que la zona Suroeste tiene niveles elevados de calidad de sus aguas, pero señaló el tratamiento no adecuado a las aguas residuales, así como los cuerpos de agua dulce que están degradados.

Precisó que en esta ciudad no funciona la planta de tratamiento, la cual tiene en construcción casi tres décadas, cuya agua contaminada va al litoral marino, causándole daños al mar que tiene un alto potencial turístico, considerándolo como una situación “precaria”.

“El río pedernales, que abastece de agua “potable” a esa población da pena ver los estudios reflejando la presencia de heces fecales en el líquido que es consumido por los habitantes”, observó.

Pérdida

Afirmó que el canal Azua trabaja todos los días, pero se quejó porque se pierde el 68% del agua, sin que pueda ser aprovechada por los agricultores ni los de la provincia de Barahona que tiene una vocación básicamente agrícola.

Consideró como un sin sentido demandar se construyan presas para luego botar el agua, tras recordar que el turismo de calidad está vinculado al agua.

“El turismo usa agua de mar, pero necesita de agua dulce porque desalinizar un metro cubico de agua cuesta 32 dólares, por lo tanto es mejor aprovecharla”, significó.

El ingeniero Gilberto Reinoso, afirmó que la zona tiene “bastante” subterránea, al menos 600 millones de metro cubico, afirmando que si es aprovechada se garantizaría el desarrollo sostenible de la región.

Recordó que el agua es un elemento vital e dispensable para el desarrollo de los pueblos, “el país debe elaborar y establecer políticas para su aprovechamiento, así como su uso racional”
.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 1 de agosto de 2017