POR JOSE ALCANTARA

Tuve el privilegio de ser un militante de primera línea del Movimiento Popular Dominicano (MPD), Marxista Leninista. Aunque entré muy joven a esa agrupación revolucionaria, lo hice consciente, debido a las orientaciones de mi padre José del Carmen Alcántara (Silá), mi tío Ángel Darío Alcántara (El Conejo) y mi abuelo Benjamín, quienes juntos a toda mi familia, luchábamos por una patria libre y soberana. En esa misma dirección, fui miembro del comité central del Frente Estudiantil Flavio Suero (FEFLAS) y más luego, fundador junto a otros camaradas y miembro del comité central del Frente Estudiantil de Liberación Amín Abel (FELABEL), frentes de masas estudiantil del MPD.
 
En esa realidad fraguada en la lucha en contra del régimen asesino de los 12 años del presidente reaccionario y homicida del Dr. Joaquín Balaguer, conocí al dirigente más humilde e importante del Movimiento Popular Dominicano (MPD), después de los asesinatos del Moreno, Otto, Amín. Me refiero a Jorge Puello Soriano (El Men).
 
Lo conocí con el alias de el “Viejo” aquí en Barahona, cuando la dirección del partido Marxista Leninista me escogió siendo dirigente estudiantil, para que le llevara un encargo a donde él estaba resguardado. Resulta que el Men tenía una hermana aquí en Barahona que vivía en ese entonces por la calle “Las Delicias” y en muchas ocasiones venía el compañero a esta ciudad, para utilizar el hogar de su familia como casa de seguridad.
 
A partir de ahí, desde el año 1972, el viejo Men, siempre venía a Barahona y su hermana nos hacía saber que el “Lebranche” (Como les decía su familia), estaba en su casa. Nos hicimos amigos. Me orientaba y seguía sus consejos paso a paso. Era un convencido de la necesidad de luchar hasta la muerte por la libertad y el bienestar social y económico del pueblo dominicano y de todos los países del mundo que vivía bajo la explotación y la miseria.
 
En actividades de masas y públicas, en algunas ocasiones me tocó estar al lado de él, cuidándolo para que no le pasara nada. Algunas veces era mi responsabilidad cuidar del camarada Jorge Puello Soriano (El Men). Era tal la confianza que me tenía el “Lebranche”, que cuando yo estaba mucho tiempo sin verle, preguntaba por mí. Lo visitaba en su casa de la calle Barahona en Santo Domingo y me pasaba horas hablando con él. El compañero Alfredo, secretario General del MPD Marxista Leninista, en estos momentos debe estar destrozado, como lo estamos todos por la partida de nuestro eterno dirigente.
 
La bandera Roja y Negra, hoy debe estar ondeando a media asta por la partida de quien en vida ha sido el más grande revolucionario de todos los tiempos. El MPD dijo que el “legendario dirigente comunista había recibido numerosos reconocimientos de parte de organizaciones obreras, campesinas, revolucionarias, patrióticas, de defensa de los derechos humanos, de pobladores, etcétera, en diferentes lugares, como Santo Domingo, Barahona, Puerto Plata, Santiago, La Vega, Moca y San Pedro de Macorís”. Todos en reconocimiento a su labor revolucionaria. El Men vivirás por siempre entre nosotros. Viejo eres bandera Roja y Negra donde quiera que estés.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 2 de agosto de 2017