POR PRAEDE OLIVERO FÉLIZ

 Se acaba de graduar de licenciado en derecho, en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), mi hermano Francisco J. Heredia.

Huérfano de padre y madre, de procedencia pobre, pero bueno, heredó el amor al trabajo, al estudio, el respeto a los demás, a las buenas costumbres, a la vez que es un fiel creyente en Dios, el todo poderoso.

Muchos creyeron que no lo podía lograr, ya que sufrió un accidente de tránsito, recibiendo los golpes en la cabeza, olvidándolo casi todo, pero del mismo modo que Dios le ayudó a vivir, también le ayudó a recuperar la memoria. En ese proceso contó con la familia y cuenta siempre, pero no puedo olvidar el apoyo de otros amigos que en ocasiones nos han tendido la mano.

Como olvidar la noche del accidente en Barahona, mi llamada a los médicos del Hospital Jaime Mota que a mano pela luchaban por salvarle la vida, las atenciones de los médicos del Hospital Ney Arias Lora, a donde fue referido, de las enfermeras y de todo el personal.

En el momento más preciso, en la misma madrugada, cuando se requería el apoyo para la ambulancia, el combustible, el dinero para el personal que lo trasladaría, llamé y desperté a Pedro Féliz Ruíz (Pedro Bomba) y resolvió todo.

Frente a las secuelas y sus últimas dos crisis, agradecemos el apoyo de Darlin Cuevas, Valentíno Pérez Duvergé y los médicos que le dan seguimiento.

Francis además de derecho, maneja el inglés, traduce y trabaja en el área hasta como docente, lo estudió, lo práctica y le gusta, lo que significa que tenemos un nuevo abogado que dará la batalla por los mejores intereses de la humanidad, del país, siempre buscando la justicia y ayudando a los más pobres. En hora buena Lic. Francisco J. Olivero Heredia.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 16 de agosto de 2017