El Peñón.- Un cabo de la Policía Nacional, adscrito a la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digeset) y un civil seguridad de una granja de pollos, fueron heridos por desconocidos pasado el medio día de este domingo aquí.

Los heridos fueron identificados como el cabo de la Policía Nacional, adscrito a la Digeset, Luis Manuel Espinosa, de 34 años y el civil Herasme Caraballo, de 47.

Espinosa y Caraballo, fueron llevados por vecinos y familiares a la que los auxiliaron a la emergencia del Hospital Regional Universitario Jaime Mota de la ciudad de Barahona en donde fueron atendidos por los médicos de turno.

El miembro de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre, fue referido al Hospital Central de la Policía Nacional, en tanto que el civil seguridad de la granja de pollos fue ingresado en el hospital local.

El uniformado recibió heridas de escopeta en la espalda y los brazos, mientras que el cabo policial tiene una herida en el cuello que le impide hablar con sus familiares, quien según las informaciones presta servicio en la ciudad de Santo Domingo, pero visitaba a sus familiares aquí.

Julio Corniell, la primera persona que ofreció ayuda a los dos heridos, dijo que el uniformado y el civil fueron heridos en una granja de pollos, propiedad del mayor retirado de la Policía Nacional Ángel María Ramírez Espinosa, ubicada a 200 metros de la comunidad El Peñón.

Narró que él cuando escuchó el disparo de una vez tomó prestada la camioneta de un vecino y se puso en dirección a la referida granja de pollo, “pero ya ellos venían tambaleándose, casi cayéndose, ayudándolos a montar al vehículo para traerlo de inmediato al hospital de Barahona.

A la emergencia del Hospital Regional Universitario Jaime Mota se presentó el coronel Ceballos, encargado en la Región Enriquillo de la Digeset, junto a otros compañeros de arma del uniformado, miembros de la Policía Preventiva y de la Subdirección de Investigaciones Criminales.

Se informó que oficiales del Dicrim iniciaron las investigaciones del caso, a los fines de apresar a los desconocidos que dispararon desde un motor en marcha en el que se desplazaban contra el agente policial y el civil.

Ha causado mucha inquietud en esta comunidad el hecho, ya que se trata de un poblado tranquilo, de personas que trabajan en sus predios agrícolas, en donde últimamente se están produciendo acciones de violencia como consecuencia de la delincuencia que afecta a la región.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
lunes, 7 de agosto de 2017