BARAHONA: Distintos actores que inciden en esta ciudad  discrepan sobre la magnitud de las inversiones del gobierno de Danilo Medina en la provincia, pero varios coinciden en que el mandatario presta mucha atención a esa zona que hace años sueña con desarrollar su potencial turístico y despertar de su letargo a uno de los grandes aeropuertos del país.

El gobernador provincial, Pedro Peña Rubio, afirma que “el presidente Medina ha tenido un interés particular en Barahona”, cuyo municipio cabecera dista a 184 kilómetros de la capital.

La zona atrae por sus playas, su singular mina de larimar, sus aguas termales, uno de los ríos más cortos del mundo: Los Patos, el polo magnético y su festival del café en las montañas. En sus 1,700 kilómetros cuadrados de extensión acoge a una población de 187,105 habitantes, según el Censo Nacional de Población y Vivienda 2010.

Peña Rubio recuerda una frase del mandatario de hace poco más de un año, cuando en una reunión con personalidades de la zona planteó “que él quería una obra grande, de impacto en Barahona”.

Dicha obra, explica el gobernador, debía ser distinta a las que la provincia había identificado como prioritarias en su Plan Estratégico Provincial 2015-2020 (PlanBa), instrumento creado en 2012 con el consenso de unas 340 organizaciones estatales, municipales, educativas, religiosas, comunitarias, empresariales y productoras, para impulsar un desarrollo sostenible.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 4 de agosto de 2017