BARAHONA: Como parte de una iniciativa coordinada con el ministerio de Salud, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, llevará a cabo desde este martes y hasta el viernes, una jornada de entrenamientos a profesionales de la salud sobre resucitación neonatal en la región Sur del país.

La jornada está a cargo del experto, investigador y pediatra estadounidense doctor Lloyd Jensen. Esto se llevará a cabo en la capilla de Birán de la Iglesia, ubicada en la calle Secundino Gómez, de dicha provincia.

La iniciativa busca impactar en la tasa de mortalidad infantil en República Dominicana, y también capacitar a los profesionales de la salud para que ellos se empoderen de cómo hacer el proceso de reanimación neonatal.

Néstor Saldívar, director auxiliar asuntos públicas de la Iglesia visitó a El Nuevo Diario, en compañía de los doctores Lloyd Jensen y Elder James Benedict, quienes explicaron que más de 60 profesionales del sector salud, entre médicos, especialistas y personal de enfermería, estarán participando en dos cursos distintos: Ayudando a los Bebés a Respirar (HBB) y Ayudando a las Madres a Sobrevivir (HMS).

Explicaron que el proyecto viene realizándose cada año desde el 2006, en coordinación con el Ministerio de Salud Pública y los servicios de ayuda humanitaria de la Iglesia.

Indicaron que 940 personas en total han participado durante estos 11 años que lleva el proyecto realizándose, impactando a más 7 mil personas en diversas localidades del país, con una inversión cercana a los 500 mil dólares en equipos y materiales de entrenamiento.

Entre otras organizaciones que han sido parte del proyecto, se encuentran la Organización Panamericana de la Salud, la USAID y UNICEF.

De interés

La reducción de la mortalidad infantil y neonatal junto a la mortalidad materna figura como los principales objetivos a alcanzar por el Ministerio de Salud.

Durante los últimos tres años, la mortalidad infantil ha descendido de forma sostenida en la República Dominicana, habiéndose registrado una reducción del 5.4 por ciento en el número de muertes de niños en las primeras ocho semanas de 2017 con respecto al mismo período de 2016.

El doctor Lloyd Jensen dijo que ha tenido la oportunidad estar en muchos países haciendo este tipo de entrenamiento, y que ha encontrado en la República Dominicana un esfuerzo muy bueno por parte de  los doctores dominicanos.

Citó el caso de San Pedro de Macorís, donde los médicos de esa provincia han trabajado por más de  una década realizando el proyecto de entrenamientos sobre resucitación neonatal.

También con los médicos de los hospitales: La Maternidad de la Altagracia,  La Maternidad de San Lorenzo de Los Mina, fueron los primero que recibieron los primeros cursos de capacitación resucitación neonatal, quienes a su vez han capacitado otros colegas suyos.

Impacto de estos cursos

El doctor Jensen dijo que el propósito de estos cursos es entrenar a entrenadores con el propósito de que estos instruyan otras personas.

Indicó que han entrenado unas 800 personas en un periodo de 10 años, y que estos médicos han capacitados unos 6 mil profesionales.

Manifestó que esto es muy importante, porque La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, el ministerio de Salud, La Organización Panamericana de la Salud, la USAID, UNICEF, la Asociación de Pediatría Dominicana están trabajando juntos para entrenar a más personas.

“Con la meta de que en cada nacimiento haya una persona capacitada a reanimar a un recién nacido. Estamos progresando poco a poco”, apuntó el experto.

En tanto, el doctor Elder James Benedict destacó que además que se enseña a los médicos sobre resucitación neonatal, se les dona los equipos necesarios.

El doctor Jensen indicó que La Iglesia  de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha donado 500 maniquís a los que han sido entrenados, los cuales están usando con resultados satisfactorios.

Además, expresó que también han donado al ministerio de Salud más de 800 bolsas autoinflables.

Causa de la Mortalidad Infantil

El doctor Jensen dijo que la causas de la mortalidad de los recién nacidos, pueden ser prevenidas con cosas básicas

“Estamos poniendo énfasis en las cosas básicas”, apuntó el galeno.

Indicó que las tres razones de la mortalidad infantil son la asfixia, la infección y causa congénita.

Añadió que cuando se inició el proyecto de capacitación de los profesionales de salud, la asfixia ocupaba el primer lugar de la causa de la mortalidad infantil.

“Pero ahora,  al ayudar a los bebes a respirar esta pasó ocupar el cuarto lugar de la causa de la mortalidad infantil, por lo que se ha reducido de muertes debido a la capacitación de enfermeras, médicos y otras personas”, explicó

Expresó que las infecciones y la prematuridad (bebé prematuro), son otras razones de la mortalidad infantil

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 22 de agosto de 2017