Por  Benny Rodríguez
 
Villa Central: El desarrollo de los países está vinculado a que sus comunidades rurales consigan mejorar la economía de los pequeños productores en las áreas de menos impacto social de los Estados.

Así lo indicó el experto español y representante en la República Dominicana de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Carmelo Gallardo, al afirmar que la República Dominicana no alcanzará el desarrollo pleno si no se preocupa en superar la pobreza rural, la cual consideró “muy” acentuada.

“Ningún país ha logrado niveles altos de desarrollo manteniendo su población rural en condiciones pobreza y marginalidad, por lo tanto, es necesario que se de participación al desarrollo a los ciudadanos que viven en las comunidades rurales”, afirmó el experto.

Sobre la seguridad alimentaria Gallardo la definió como un derecho global y planteo la necesidad de que los Estados giren hacia tres grandes temas en este aspecto: disponibilidad de alimentos, si los ciudadanos tienen acceso a los comestibles y si éstos cumplen con el saneamiento.

Señaló que se ve a los Estados como los responsables de la seguridad alimentaria de sus poblaciones, sin embargo, entiende que cada “persona” es corresponsable de este derecho global y “los Estados el de facilitar los medios para asegurar la seguridad alimentaria”.

Precisó que el enfoque global hoy es que la seguridad alimentaria ha pasado de ser una preocupación exclusiva de los Estados a constituirse en un derecho ciudadano, debido a que las personas tienen los mismos derechos y que no deben existir sesgos de ningún tipo, ya sea religioso, económico, político o social.

Instó a los países de América Latina a la elaborar políticas públicas encaminadas a asegurar que sus ciudadanos obtengan este derecho y resaltó como importante el hecho que el Congreso Nacional dominicano haya aprobado la Ley sobre Seguridad Alimentaria, cuyos objetivos se pueden impulsar a través de la agricultura familiar como elemento clave.

Gallardo, agregó que es necesaria una política clara de acceso agua, tanto para el regadío como para el consumo.

El representante de la FAO en el país, hizo estas afirmaciones al dictar la conferencia: “Seguridad Alimentaria y Agricultura Familiar Frente al Potencial Turístico de la Región Enriquillo”, efectuada en la Universidad Católica, Tecnológica de Barahona (Ucateba), donde participaron expertos locales, entre ellos Rafael Matos Féliz, responsable de un proyecto de agricultura familiar en la UASD Centro Barahona.

Matos Féliz dijo que no podrá haber desarrollo de este tipo de agricultura sin agua y con la minería instalada en la zona, como es el caso de varias empresas que producen agua, pero provocan daños al extraer cal que convierte en sulfato de potasio.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
lunes, 17 de julio de 2017