Por Praede Olivero Féliz

 Hoy es un día feliz para los que pueden darle un beso, un abrazo a ese ser tan especial que es el padre, especialmente el buen padre.

Hoy es un día triste para los que vimos partir rumbo a las estrellas a ese ser que hizo germinar la vida en cumplimiento de la palabra divina.

Pero unos y otros tenemos que hacer, los primeros entregarán regalos como símbolo de amor paterno y está bien, pero podría faltar lo más importante: El perdón recíproco en caso de ofensas previas y el afecto, la llamada para los que están distantes, así como el acompañamiento a los que están cerca.

Los segundos daremos un suspiro, una lágrima, cerraremos los ojos y los transportaremos a nuestra presencia, y si su cuerpo está geográficamente cerca, le llevaremos una flor, daremos un poco de calor a su tumba fría, como el nos lo dio al acurrucarnos, levantarnos y guiarnos, así podemos actuar en este día de papá.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
domingo, 30 de julio de 2017