NUEVA YORK:  La vida ostentosa que mostraron a través de la red social Instagram ahora sirve de evidencia en el caso contra un grupo de hombres acusados de dirigir una red de venta de drogas que llegaban a Estados Unidos a través de Los Ángeles y que eran vendidas en Estados Unidos.

Entre las pruebas mostradas por los agentes están las publicaciones en Instagram de una “familia” que vivía en un barrio humilde pero se transportaba carros Rolls-Royce, Lamborghini Hurricane, Audi R8 Spyder, Mercedes CLS63 AMG y Range Rover Sport.

Además mostraban ropas y prendas de marcas como Versace, Gucci y otras. Los hijos de algunos, también eran vestidos con oropel, como el caso del cochecito de la franquicia Gucci, comprado por $3,000 dólares al niño.

Luis López, Perfecto de León, Peter Vásquez y Andrés Reyes y Víctor Agosto y Néstor Rivera, quienes por su exhibicionismo, pudieron ser ubicados por investigadores de la DEA y la policía antinarcóticos de Nueva York, y fueron arrestados ayer, siendo acusados de integrar una de las más poderosas bandas de tráfico de heroína y otras drogas, con las que movían millones de dólares.

La Fiscalía Especial Antinarcóticos dijo que el grupo estaba vinculado a los cárteles mexicanos, que canalizaron las drogas hacia Estados Unidos a través de Los Ángeles (California).

Los fiscales dijeron que $900.000 dólares en heroína fueron incautados por los federales, además de los referidos vehículos.

“La epidemia de heroína es real”, dijo el comisionado de la Policía de Nueva York, James O’Neill, en un comunicado.

“Estos acusados no sólo movieron grandes cantidades de heroína a través del país, sino que llevaron armas de fuego para proteger su entorno y su estilo de vida extravagante”, añadió el comisionado.

Si son declarados culpables, los sospechosos enfrentan entre 10 y 15 años de prisión por cargos de narcotráfico y armas.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 28 de julio de 2017