SANTO DOMINGO: Los acusados de recibir sobornos de la empresa brasileña Odebrecht para la adjudicación de obras defendieron su inocencia al presentarse de manera personal frente al juez Francisco Ortega Polanco.

El primero en hacerlo fue el senador Julio César Valentín, quien dijo que no se le puede tildar de que aprobó diez préstamos al frente de la Cámara de Diputados, ya que las aprobaciones fueron hechas de forma colegiada y por tanto no pueden ser adjudicadas solo a él.
 
En tanto, Ángel Rondón, tras ponderar su inocencia, afirmó que su trayectoria empresarial ha sido sin tacha y que nunca ha hecho nada indebido con las firmas extranjeras que ha represetado.
 
De su lado, Temístocles Montás dijo que no esperaba ser “enlodado” como lo ha sido, pero que su marca como funcionario es manifiesta en las reformas que ha promovido en favor del país.
 
Indicó que eligió la política por su deseo de servir a la sociedad, pero que si se hubiese dedicado a su profesión fuera millonario.
 
Andrés Bautista indicó en su oportunidad que su vida pública como senador y servidor ha sido transparente y honesta. Manifestó que siente vergüenza por el lodo lanzado sobre éS

Mientras que Máximo de Óleo Rodríguez dijo que toda su vida ha sido un hombre de trabajo, pero que en estos momentos su patrimonio moral, familiar y profesional está destruido. Dijo esperar que el proceso, que calificó de atropellante no le destruya todo lo que le queda.
 
Aunque no especificó a que se refería, dijo que todas sus cuentas están embargadas, lo que le ha impedido mantener a sus hijos y seguir con sus actividades profesionales.
 
El exdiputado Ruddy González dijo que como perteneciente a un partido minoritario no le permitía ejercer gran influencia para la aprobación de contratos.

Tras señalar que el Ministerio Público no tiene con qué probarle lo que le imputa, defendió la seriedad de Julio César Valentín, a quien calificó como uno de los hombres más honestos que ha conocido.
 
Roberto Rodríguez, exdirector del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa), dijo que desde que cumplió 14 años ha actuado correctamente y que nunca le ha cogido una comisión a nadie porque eso es contrario a sus principios.
 
“Estos últimos días han sido los peores de mi vida porque a alguien le dio la gana de decir que yo tenía 100 millones de pesos en una cuenta, aunque ahora se alegue que fue una equivocación. Eso fue con el propósito de hacerme daño, sin embargo, tengo la frente en alto porque nunca cogí dinero de Odebrecht”, expresó.
 
Radhamés Segura, ex vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales, reconoció que su patrimonio aumentó de 2004 a 2008, pero aseguró que este incremento no fue producto de ninguna actividad ilícita.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 7 de junio de 2017