SANTO DOMINGO.- “Ahora es que empieza el pleito… porque tengo un año en la costilla ya. Ahora es que empieza el pleito”, fueron las palabras de advertencia expresadas por el empresario y lobista Ángel Rondón a su llegada al Palacio de Justicia de Ciudad Nueva a donde fue trasladado nuevamente luego de que el juez Francisco Ortega le dictara un año de prisión preventiva.

Rondón recibió la medida más severa de los 14 imputados en el caso.

“El juez ha sido tan irresponsable como la Procuraduría, porque no tiene ninguna prueba. Se los he manifestado a todos, no tienen pruebas”, precisó visiblemente enojado, al punto de echarle un “coño déjame” al Ruddy González, al reaccionar cuando el exlegislador intentaba evitar que continuara hablando con la prensa.

Rondón fue identificada como la persona que distribuyó los US$92 millones de dólares que la empresa brasileña Odebrecht pagó a funcionarios dominicanos para obtener contratos de obras entre 2001-2014. Por esta imputación el empresario deberá cumplir la prisión preventiva en la cárcel La Victoria.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 7 de junio de 2017