Por Domingo Uribe.

SAN CRISTOBAL:  Al llegar las cinco de la tarde y en todas las calles del barrio Moscú  están llenas de niños, jóvenes y ancianos debido al sofocante calor y la ausencia de energía eléctrica que permite encender el televisor y los abanicos para ver las novelas preferidas.

Un poco mas retirado, en las esquinas preferiblemente, el bullicio es insoportable, ahí están los colmadones y bancas de apuestas que poseen energía eléctrica y las bachatas de últimos momento a todo volumen.

En esos lugares están los jovencitos de 12, 14 y 16 años entretenidos con las ocurrencias de los adultos que ingieren bebidas alcohólicas, bailan y hacen tonterías para agradar a los parroquianos.

Están esperando su llegada a la adultez para hacer lo único que se hace allí pues la ausencia de centros culturales y donde se practique las bellas altes,espacios deportivos en los que se consuman las energías son casi nulos.

A loa redonda,en todos los perímetros de San Cristóbal existen escasos lugares en donde se puedan llevar a cabo ese tipo de actividades y donde los hay,muchos están cerrados por la falta de promotores o encargados pues la autoridades no invierten en las bellas artes y una que otras veces lo hacen en deportes mas para figurear que para otras cosas.

La carencia de lugares en donde los mas pequeños puedan aprender a danzar,hacer teatro,cantar y muchas otras cosas mas noes tan en las agendas de los que dirigen los destinos del pueblo.

Las instalaciones deportivas brillan por su ausencia y las que mínimamente funcionan lo hacen con precariedad y en la mayoría de los casos están destartaladas y sin útiles para las practicas deportivas.

¡Buenos,algo tenemos en los diferentes sectores!;unas patronales que se han inventado unos vivos con la anuencia del cabildo local y las autoridades deportivas que duran 10 y 12 dias en bebentinas permanente sin que nadie se inmute.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 16 de junio de 2017