Por José Corniell L.

BARAHONA.-La edad y su condición de no vidente no han sido obstáculos para que participe activamente en la Marcha Verde. Dice tener sobradas razones para hacerlo. “Quiero legar un mejor país a mis hijos y nietos, en el que puedan vivir de manera digna y sin las carencias con que vivimos en la actualidad”.

Quien se expresa así es el señor Domingo Ravelo (Cegué), participante de la Marcha Verde que se realizan en el país, en demanda del cese de la corrupción y la impunidad y para que sean traducidos a la acción de la justicia quienes se han robado los cuartos del Estado, así como los que lo han permitido desde el gobierno.

Con su bastón en mano recorre las calles que son trazadas como parte de la ruta de la Marcha Verde, llamando la atención de todo el que logra verle. No le ha importado el candente y sofocante sol que ha hecho en el marco de las actividades en que ha participado, porque sus motivos superan con creces cualquier obstáculo, incluso, sus condiciones de salud.

A sus 66 años, Cegué está padeciendo de ceguera. Narra que de bien joven comenzó a confrontar problemas de la vista, lo que le ha impedido seguir viendo la luz del sol como quisiera, para  redoblar sus esfuerzos en la lucha contra la corrupción y la impunidad que se vive actualmente en la República Dominicana.

“Lo que me hace participar en la marcha es buscando el futuro de mis hijos y de mis nietos. Lo que yo no pude conseguir a la edad de ellos, yo quiero trabajar para qué ellos lo consigan y no se lo siga robando un grupito enquistado en el poder, por lo que no me cansare de participar de estas marchas, si Dios me lo permite”, expresa el señor Cegué, en conversación con denoticiasrd.blogspot.com.

Cree que su participación en la Marcha verde debe ser un ejemplo y un estimulo para que los jóvenes se interesen en participar en la Marcha Verde y en todas las actividades de exigencia de un mejor país que se lleven a cabo, porque ellos serán los más beneficiados.

“A la juventud que se integre y que me tomen de ejemplo, que a mis 66 años y no vidente hago la ruta y camino a pie con mi bastón, por lo que ustedes jóvenes, tienen que caerme a tras, a los fines de que todos y todas juntos logremos establecer un mejor país para las presentes y futuras generaciones”, establece visiblemente emocionado el señor Domingo Ravelo (Cegué).

Desde la ciudad de Barahona, ha participado de las marchas de Santo Domingo, San Francisco, Azua y la de San Pedro de Macorís. Dijo que no participo en la de Santiago por problemas de salud, pero que no le faltaron ganas de estar presente, para seguir demandando el cese de la corrupción y la Impunidad.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
lunes, 19 de junio de 2017