Por Margarita Vicens de Morales

BARAHONA: Al conmemorarse este 6 de junio el 105 aniversario del nacimiento de la eximia actriz María Montez, primera dominicana en lograr el estrellato en Hollywood, el más significativo de los homenajes que pueda rendirse a quien logró que se le reconociera en la Meca del Cine como la “Reina del technicolor”, es la creación de un museo en su honor, que pudiera ser en Santo Domingo o bien en la ciudad de Barahona, lugar donde nació en 1912, como María África Gracia Vidal, hija del español don Isidoro Gracia García y la dominicana nacida en Baní, Regla Teresa María Vidal Recio.

Como entrañable recuerdo de esa propuesta merece resaltarse que el destacado escritor y crítico de cine dominicano Arturo Rodríguez (fallecido), lo motivó enfáticamente en el prólogo de la obra María Montez Su Vida (edición especial del centenario de su nacimiento), de la autoría de quien suscribe.

La fundación de una institución de esta naturaleza permitiría la conservación del importante legado de María Montez, el cual está constituido en primer lugar por las veintiséis películas en que actúo (21 estadounidenses, 3 italianas y 2 francesas) y por los tres libros de su autoría.

Asimismo podrían conservarse sus fotografías, afiches de sus películas y sus múltiples portadas de revistas de los más diversos países y sus entrevistas y además todo tipo de documento relacionado con su vida, así como sus pertenencias de otro carácter de entrañable significación para este museo. Para realizar una obra de esta envergadura es necesario emprender un consistente plan, lo antes posible, que contemple lo siguiente.

Sería de gran utilidad estar en contacto con las únicas con vida de todos sus hermanos, quienes fueron testigos de su hazaña tanto en Hollywood como en París, porque compartieron con la estrella esos extraordinarios momentos, sin dejar de tomar en cuenta sobrinos, cuñados, primos y otros familiares.

Las hermanas que le sobreviven son: Teresita Gracia, que fue una cotizada modelo de la revista Vogue y Consuelo Carter, que contrajo matrimonio en Hollywood con Kenneth Carter, entonces ejecutivo de la “Universal Pictures”.

En cuanto a la obtención de la totalidad de las películas por las que mereció el título de la “Sirena de Hollywood” por su escultural figura, nuestra María Montez, es necesario gestionar su obtención en los estudios para los que actuó, en el caso de las estadounidenses (“Universal Pictures”, “20th Century Fox” y “United Artists”).

En relación con las películas europeas (casi todas fueron adquiridas por empresas norteamericanas), aunque son menos famosas que las estadounidenses en technicolor (como “Arabian Nights”, “Ali Baba” and the Forty Thieves y “Cobra Woman”).

Entre dichos filmes europeos se encuentran “Il Ladro Di Venezia” (de John Brahms, Italia, 1950) exhibida en EE UU como “The Thief of Venice” (“20th Century Fox”) y “Portrait d’un Assassin” (de Bernard Roland, Francia, 1949) ambas resumen las mejores actuaciones de la diva nacional.

Es oportuno señalar que en los museos de eximias actrices semejantes a María Montez, como lo son María Félix, de México y Carmen Miranda, de Brasil, los trajes que se exhiben, tenemos entendido, que son originales de las mismas actrices. Sería conveniente entrar en contacto con los familiares que viven en el exterior, de María Montez para ver si se pueden obtener los trajes originales y otras pertenencias para dicho museo. De no ser posible podrían exhibirse réplicas de los mismos.

 Cuando emprendimos la investigación sobre la vida de María en Barahona, hace algunas décadas, se encontraban en manos de particulares la guitarra que fuera de don Isidoro (su padre) y un juego de sala de caoba que perteneció a la casa de doña Teresa (su madre), incluso algunos “Fans Magazines” de la época, y otras pertenencias que se encuentran en manos de algunos de sus familiares y relacionados que pudieran tener su espacio en este añorado museo que redundará en beneficio de la cultura y autoestima nacional y, así mismo, del turismo.

Téngase en cuenta, asimismo, las colecciones de afiches, fotografías, y otros materiales que forman parte de la “memorabilia”, que conservan clubes de admiradores y coleccionistas particulares. De la historia reciente podría estar también el primer largometraje inspirado en la vida de la diva nacional (historia novelada), titulado “María Montez The Movie”, dirigido por el español Francisco Peñarrocha y protagonizado por Célines Toribio.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 6 de junio de 2017