Por Benny Rodríguez

Barahona.- El Hospital Regional Universitario Jaime Mota, se encuentra en estado de coma profundo. La esperanza de vida es mínima, pero sus parientes buscan reanimarlo.

Su condición se debe a la precariedad de los servicios que se brinda a la población en el principal centro médico de la región que ayer estrenó un nuevo director quien tiene la encomienda de suministrarle los médicamentos y hacerle nuevos laboratorios para sacarlo del estado delicado en que está.

El doctor Cornelio Francisco de Jesús Rodríguez Ramírez, acompañado de su esposa, la también médico Mari Yanet Díaz Romero, sus padres Águeda Ramírez y Tomás Rodríguez, por dos de sus hermanos: Ana y Rafael Rodríguez Ramírez, tomó posesión del puesto. El director de los Servicios de la Región IV de Salud, doctor Luis Pérez González lo juramentó.

Rodríguez Ramírez, sustituye a la doctora Martina Féliz Gómez, quien por varios años dirigió el centro de salud y que el doctor Pérez González, anunció que pasará al staff del centro. No acudió a la juramentación de su antecesor.

El acto de juramentación contó con la presencia de Luciano alcántara, quien representó al gobernador Pedro Peña Rubio, el diputado Mariano Montero, el presidente de la interprovincial Barahona/Pedernales del Colegio Médico Dominicano (CMD), doctor Carlos A. Féliz Terrero, el subdirector, Federico Matos y Ana Bartola Acosta, presidente del Consejo Provincial de Juntas de Vecinos.    

Se recuerda que a mediados del cursante mes la ministra Altagracia Guzmán Marcelino, recorrió las instalaciones del centro contactando personalmente una vez más las condiciones precarias del hospital, de cuya visita, según contó una fuente a este diario, surgió la destitución de la doctora Féliz Gómez.

Luis Pérez González, dijo que la designación como director interino del Hospital Regional Universitario Jaime Mota de Rodríguez Ramírez, quien se desempeñaba como Gerente Asistencial, es un proceso normal que se da en la administración pública.

Resaltó, en cambio, la gestión de la doctora Féliz Gómez, quien por varios años estuvo al frente del referido centro, la que, dijo, estuvo orientada a la transparencia y probidad en el ejercicio de sus funciones.

Afirmó que se dan pasos firmes para mejorar los servicios de salud ofrecidos a la población del Suroeste que, entiende que con esta nueva designación y la sustituida en el staff se lograría mejorar los indicadores.

Un desafío y una oportunidad

El doctor Cornelio Francisco de Jesús Rodríguez Ramírez, luego su juramentación, admitió que para él constituye un desafío asumir la dirección del Hospital Regional Universitario Jaime Mota, “pero a su vez, es una oportunidad para crecer social, familiar y profesionalmente”.

Reconoció a la situación a la que se enfrentará como la resistencia de las ARS a no pagar los servicios ofrecidos a sus asegurados, una asignación presupuestaria precaria, que no ha variado en años, la prestación de servicios médicos a una creciente y demandante población haitiana.

Hizo el compromiso de lograr que el centro sea autogestionario de recursos que le permitan mejorar los servicios en salud a la población y contar con el apoyo del Ministerio de Salud, así como del Servicio Nacional de salud.

Sin embargo, afirmó que el hospital puede y debe cambiar para bien de la población que requiere de sus servicios, “pero no lo conseguiremos si no nos integramos todos y todas”.

El problema no es una persona

El presidente de la interprovincial Barahona/Pedernales del colegio Médico Dominicano (CMD), consideró que el problema serio y la precariedad en la prestación de los servicios de salud a la población no se lograrán con el cambio de una persona por otra en la dirección del hospital.

Carlos A. Féliz Terrero, afirmó que para el Hospital Regional Universitario Jaime Mota conseguir mejorar sus indicadores no es cambiando una persona por otra, asegurando que la situación mejorará, seguirá igual o empeorará sino se le provee de recursos económicos y, “de la visión de una persona que vaya a gerenciarlo”.

“Sabemos que el doctor Cornelio es muy capacitado, que se rige por la institucionalidad, tiene una larga experiencia en el servicio regional IV, esperemos que haga una buena función y para eso contará con el apoyo de la clase médica como se lo dimos a la anterior Martina Féliz Gómez”, dijo Féliz Terrero.

Manifestó que el referido centro sigue en estado de coma profundo, producto de su progresivo deterioro, debido a la no asignación de recursos para operar a toda capacidad, a su juicio, lo que afectó la gestión de la anterior directora.

Pacientes se quejan

Pacientes consultados por LALUPADELSUR luego de la juramentación del nuevo director se quejaron de los servicios que reciben, el cual consideran de precario y de muy mala calidad.

Teresa Cuevas, quien vive en un barrio pobre de este municipio Santa Cruz de Barahona, Matilde Ruiz, procedente de Las Salinas y Carmen Claudis Ferreras Pérez, de la comunidad costeña de Bahoruco, dijeron que no están conformes con el servicio que reciben.

Cuevas, dijo que viene al centro porque no tiene otra opción ni dinero para pagar una consulta privada para chequearse sus dolencias: un problema en una mano y una de sus piernas atrofiadas.

Reparándose

El principal centro de salud de la Región Enriquillo, destinado a atender a los pacientes provenientes de las provincias que conforman a la Región Enriquillo: Pedernales, Barahona, Bahoruco e Independencia, es de los centros que son intervenidos para su reconstrucción por el gobierno a través de la OISOE.

En la actualidad puede observarse un centro de salud deteriorado, con paredes sucias, filtraciones en los techos, poca iluminación, salas con 4, 5 y hasta 6 camas, así como la queja permanente de los usuarios por la falta de medicinas y equipos.

La emergencia es caótica y en ocasiones se producen situaciones de violencia donde, incluso han sido asesinados personas y el personal médico, de enfermería y administrativo ha sido agredido por parientes de los pacientes.  

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 27 de junio de 2017