BANI, Peravia.- Las fuertes temperaturas reinantes, más los constantes apagones que afectan a sectores de la población, causan desesperación de amas de casa, comerciantes y personas envejecientes.

Por el calor se han desatado problemas virales entre niños y adolescentes, mientras que muchas personas hipertensas han caído en crisis, que en ocasiones han generado en muertes.

En la mayoría de los barrios el servicio eléctrico es suspendido hasta por doce horas, tanto en horas del día como de la noche.

Edesur había establecido horarios de apagones para los distintos circuitos, pero en la actualidad esos horarios han sido violados, ya que a barrios como el 24 de abril, Pueblo Nuevo, El Maní, Los Barracones, El Fundo y otros, les cargan más cortes de energía.

La situación se torna preocupante, por las averías que se presentan en muchos lugares, de las que se ha reportado incendios y daños en los electrométricos de las casas.

Recientemente y producto de un alto voltaje imperante en la comunidad Quija Quieta, una doméstica murió electrocutada, al hacer contacto con su nevera y recibir una descarga eléctrica.

Por Manuel Guillermo Mejia

Comparte esta noticia en las redes sociales :
domingo, 18 de junio de 2017