Santo Domingo.- El capítulo dominicano de la Federación Sindical Mundial (FSN), solicitó al Tribunal Constitucional anular la sentencia 0105-2017 de la Cámara Civil y Comercial de Barahona, que ordenó a la filial de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) en esa ciudad, reintegrase a la docencia y le impuso un astreinte de 50 mil pesos por cada día que dejen de impartir clases.

La entidad, que agrupa varios gremios del país, anunció hoy su decisión de intervenir de forma voluntaria en el recurso de revisión de amparo, sometido por la ADP en contra de ese fallo, porque considera que criminaliza el derecho a la huelga y la libertad sindical.

Francisca Peguero, vocera del movimiento, en representación de la Asociación Nacional de Enfermería, dijo que próximamente depositará en el Tribunal Constitucional (TC) una instancia para formalizar su intervención en ese proceso.

Peguero habló durante una visita al TC para solicitar que se les fije una fecha para depositar una comunicación en la que informan que se sumarán a ese proceso.

Consideró que el fallo, que prohíbe el derecho a huelga en educación, constituye un mal precedente en materia de derecho porque afectaría a todos los trabajadores del país.

“Nosotros estamos demandando la nulidad, porque esto es un atentado a los convenios internacionales de los cuales el Estado dominicano es signatario. Es un atentado contra el artículo 62 numeral 6 de la Constitución que establece el derecho a huelga de los trabajadores y es un crimen, porque criminaliza todo tipo de protesta, no solo del magisterio”, dijo.

El organismo agrupa también al Movimiento de Trabajadores Independientes, Movimiento de Campesinos Trabajadores de las Comunidades Unidas, la Asociación de Trabajadores Cañeros, la Corriente Magisterial Narciso Gonzales y la Federación Nacional de Transporte la Nueva Opción.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 5 de mayo de 2017