SANTO DOMINGO.- Un amplio dispositivo policial se desplegó frente a la Procuraduría General de la República tras los incidentes registrados ayer en el que varios diputados fueron agredidos cuando acudieron a acompañar a los grupos populares que intentaron instalar un campamento frente a esta institución.

La Policía Nacional impidió ayer la instalación del campamento que varios movimientos ciudadanos pretendían montar frente a la Procuraduría para exigir que se haga pública la documentación sobre los sobornos de la constructora Odebrecht en el país.

Los miembros de las fuerzas de seguridad detuvieron a los jóvenes, que horas después fueron liberados por disposición del procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez.

Un grupo de legisladores, todos de oposición, intentó alcanzar la sede de la Procuraduría para acompañar a los miembros de los grupos populares pero fueron repelidos a empujones y con gases lacrimógenos por policías apostados en el lugar.

Tal y como anunciara ayer el portavoz del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Alfredo Pacheco, una comisión de legisladores de diversas formaciones opositoras acudió hoy para hablar con responsables de la Procuraduría y reclamar sanciones contra los agentes policiales que actuaron de forma violenta.

Aunque no se reunirán con el procurador porque se encuentra fuera de la capital, Pacheco indicó que los responsables de la PGR "han sido muy atentos, desde anoche estuvimos en comunicación y el recibimiento que nos han dado en el día de hoy ha sido muy diferente al que recibimos ayer".

En cuanto se establezcan responsabilidades "vamos a exigir sanciones serias para quienes impidieron a los jóvenes ejercer su derecho" de manifestación y que negaron a los diputados el acceso a la sede, produciéndose forcejeos y lanzamiento de botes de humo.

"Primero venimos a esta visita, que fue la que prometimos, y luego veremos qué medidas podemos tomar", apuntó en declaraciones a la prensa antes del inicio de la reunión en la Procuraduría.

Para Pacheco, es indudable que "hay sectores del Gobierno a las que esto se le ha ido de las manos, y a todos nos preocupa cómo ayer el ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret, prácticamente aplaudió la agresión que recibieron los jóvenes primero y luego los diputados".

"Los sectores democráticos de nuestro país no vamos a tolerar que, además de todo lo que está pasando, se vulneren los derechos democráticos de los ciudadanos", afirmó Pacheco. 

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 17 de mayo de 2017