Pedernales.- En la comunidad de Juancho, comunitarios están a la espera de que se termine la construcción de una escuela que beneficiará a cientos de niños.

La escuela Básica Espejos que beneficiará a más de 500 niños, tiene aproximadamente un año paralizado, sin que las autoridades ni el ingeniero encargado de la obra den alguna explicación.

Los lugareños denuncian que la edificación está habitada por haitianos, quienes duermen, cocinan, se bañan y hasta acoge una familia.

La maleza arropa, mientras que las aulas están llenas de materiales de construcción y el nivel inicial aún no se termina.

En el mismo municipio, en el barrio belén alrededor de 70 familias demandan la electrificación del sector, agua potable y acondicionamiento de sus calles.

Piden al gobierno la titulación de esos terrenos para la tranquilidad de los residentes.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 23 de mayo de 2017