Por David Ramírez (David Barahonero).

Según publicó el blog "La Lupa del Sur”, un contingente policial, comandados por un coronel, desmanteló las bocinas del centro de diversión el “Jangueo en Cabral”, propiedad de Jorge Emilio Féliz (Sanabito). Los dueños del bar se quejan que dicho coronel amenaza con “trancarlos” a todos ellos si siguen colocando música alta en la zona o sacando las bocinas a la calle. Lo que hace la policía es lo correcto, el ruido de ese bar y otros en la zona, es la principal queja de las personas que acuden al parque

Un amigo de la capital que visitó Cabral durante el Carnaval de las cachúas, me preguntó cómo era posible que un pueblo tan pequeño y pobre como Cabral tenga tantos bares de mala muerte alrededor del mismo parque de la ciudad, un lugar supuestamente recreativo, donde acude la familia acompañada con niños a pasar un momento sano y buscar la "tranquilidad" con algunos amigos. Hablemos francamente, en Cabral hay demasiados bares en esa zona, algunos emitiendo música con alto volumen, todos los días de la semana,

A veces, durante las noches del fin de semana, para competir con el negocio de enfrente, algunos de esos bares colocan los parlantes en la parte de afuera, lo que genera aún más ruido infernal en toda el área.

Nos hemos tomado la molestia de contar los bares alrededor del parque de Cabral y hemos ubicado seis de esos negocios, algunos de ellos compitiendo uno con el otro con máximo de decibeles para captar o "robarle" cliente al otro. Lo lindo del caso es cuando tienen presentaciones en vivo, el escándalo en toda esa zona es insoportable, con las ya habituales, trifulcas, peleas y agresiones entre los parroquianos.

¿Cómo es posible que las autoridades de Cabral hayan permitido la proliferación de tantos bares de mala muerte alrededor de una área recreativa como es el parque del municipio?

Los ciudadanos debemos felicitar y darle todo el respaldo posible a ese coronel de la policia que solo busca aplicar la Ley.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
lunes, 15 de mayo de 2017