Por Miguel Vólquez

Jimaní.- Comerciantes de este municipio fronterizo, común cabecera de la provincia Independencia, dijeron que la República Dominicana actúa con cierta debilidad ante Haití que, afirman, los perjudica a ellos como hombres de negocio que aportan al desarrollo económico de esta comunidad.

La denuncia la hacen el Consejo Provincial del Comercio Jimaní / Mal Paso, la Asociación de Comerciantes Detallista de Jimaní, Asociación de Vendedores de Huevos, la Asociación  de Vendedores de Habichuelas y Granos de Jimaní, así como la Asociación de Comerciantes Independientes.

Diferentes Asociaciones de Comerciantes del Mercado Fronterizo de Mal Paso, deploraron, además, la situación de abandono de las autoridades dominicanas frente a la veda y trabas que de manera unilateral imponen las autoridades haitianas a los productos dominicanos.

Dijeron que la decisión “criminal” de los haitianos de quemar los productos adquiridos por sus compatriotas en el mercado fronterizo de Mal Paso, que se efectúa cada lunes y jueves, les quitan productos que compran sus compatriotas, lo que afecta el mercado binacional que se realiza por este punto fronterizo.

Los comerciantes, agrupados en la Federación de Comerciantes de Mal Paso, se quejan porque a pesar que el gobierno de Haití amplió la veda de 23 a 26 productos, éstos son transportados de manera directa al vecino país sin inconveniente por la frontera por compañías haitianas que compran a empresas dominicanas.

Advirtieron que el hecho de que nuevos grupos de industriales dominicanos quieren participar en el mercado, que es exclusivo para las comunidades ubicadas en la zona de frontera, es lo que ha llevado la voz de alarma a los haitianos.

Señalan que para evitar que no se concreticen éstas acciones de nuevos grupos de comerciantes dominicanos, sus pares haitianos están tomando medidas contra los productos locales al vecino país.

A través de un comunicado los comerciantes, dijeron que lo que sucede en la frontera va en la dirección de hacerlos desaparecer y que, afirman es una franca violación a la ley 216-11, sobre Mercado Fronterizo y al reglamento de aplicación.

Los comerciantes de aquí, indicaron que es necesario que el gobierno dominicano haga una mirada al mercado de la frontera e invierta al mismo tiempo en la vía de acceso que está en muy malas condiciones, así como la pavimentación de los parqueos para organizar mejor el tránsito. 

Comparte esta noticia en las redes sociales :
sábado, 27 de mayo de 2017