HATO MAYOR: En el municipio El valle, provincia Hato Mayor, desde hace más de una década, una anciana de 92 años compró su ataúd, bóveda y hasta la ropa para el día de su muerte, pero a pesar de los problemas de salud, aún permanece con vida.

Sin poderse moverse de la cama y con la vista casi nula, pero con su memoria muy reluciente, doña Evangelina Salas expresó que tiene todo preparado para el día de su partida, para que nadie “coja lucha con ella”.

“Nona” como es conocida en todo el vecindario, guarda con mucho aprecio su ataúd hecho en madera, en una esquina de su solitaria habitación donde por quebrantos de salud, se ve obligada a realizar sus necesidades fisiológicas.

Pero a pesar de que sus familiares y allegados le brindan los alimentos y el cuidado de manera rutinaria, la longeva dice que a veces se siente muy sola.

A pesar de su avanzada edad y de tener todo preparado para el día final, ya son muchos los jóvenes que han muerto mientras doña Evangelina guarda su caja bien cuidada y espera un último adiós con canticos y alabanzas. 

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 26 de mayo de 2017