Por Fredy Eligio Pérez Espinosa
elegidoprimero@hotmail.com

Recientemente, el 21 de abril, la Pastoral de Ecología y Medio Ambiente de la Diócesis de Barahona, en coordinación con instituciones y munícipes de Pedernales, celebramos por todo lo alto el Día Mundial de la Tierra.

Este evento fue todo un éxito y los medios de comunicación, locales y nacionales, destacaron la importancia y trascendencia de esta actividad.

En el marco de esta conmemoración, el destacado periodista pedernalence Carlos Julio Féliz hizo una brillante exposición denominada “Evolución y Desarrollo  de la provincia de Pedernales”.

En el desarrollo de esta ponencia magistral, el laureado periodista de referencia dijo una frase que todavía está retumbando en mis oídos: “El desarrollo turístico de Pedernales y de la Región Enriquillo no lo detiene nadie”.

Días antes a la celebración que hago alusión, sostuve una importante conversación con el senador de la República por la provincia de Pedernales, Dionis Sánchez, en los preparativos del Día Mundial de la Tierra, que dicho sea de paso se celebra el 22 de abril de cada año, pero nosotros lo celebramos el 21 de abril por asuntos de índole organizativo. Intercambiamos impresiones acerca del desarrollo regional, pero enfocado en el potencial turístico con que cuenta esta provincia.

Retengo en mi memoria una expresión que me dijo el senador Sánchez: “Un destacado empresario turístico del País ha dicho que esta zona es buena para el desarrollo de proyectos ecoturísticos, pero realmente ellos lo que quieren es dejarnos el eco y quedarse con los turistas”.

Pienso que tanto Carlos Julio Féliz, como Dionis Sánchez tienen sobradas razones para referirse al tema del desarrollo turístico de Pedernales, y por qué no de Barahona,  tal y como lo hacen, debido a que es un secreto a voces que sectores poderosos de la industria sin chimenea torpedean y bloquean cualquier iniciativa que tienda a que esta zona del País se desarrolle turísticamente. Es un asunto de competencia empresarial y regional.

Puedo asegurar, por todos los movimientos y acciones que veo, que al desarrollo turístico de la Región Enriquillo,  y particularmente de Pedernales, como dijo Carlos Julio Féliz, no lo detiene nadie y  no piensen que sólo  nos vamos a quedar  con el eco, también nos vamos a quedar con los turistas, haciendo referencia a lo dicho por Dionis Sánchez.

Sí, nos vamos a quedar con los turistas, ya que contamos con las playas y balnearios más hermosos que tiene el País y atractivos naturales sin competencia en toda la geografía nacional.  El juego no ha terminado, es ahora que empieza.

El potencial turístico nuestro no tiene competencia, de ahí el temor a que despegue y se desarrolle. Los recursos humanos y los centros de Educación Superior los tenemos. La UASD Centro Barahona, cuenta con 161 estudiantes en la carrera Licenciatura en Administración de Empresas Turísticas y Hotelería.  Imparte 21 carreras profesionales y tiene una matrícula de 10,677 estudiantes.

La Universidad Católica Tecnológica de Barahona (UCATEBA) tiene 148 estudiantes en la carrera Hotelería y Turismo y ofrece 11 carreras profesionales, con una matrícula general de 4,331 estudiantes.

Como podemos observar, contamos en la actualidad con una población universitaria de 15,008 estudiantes, 309  de los cuales son del área de Hotelería y Turismo.  Además, otros estudian Contabilidad, Mercadotecnia, Administración de Empresas, Informática, entre otras carreras afines a la actividad turística.

Los aeropuertos y puertos son infraestructuras básicas para desarrollo turístico y resulta que contamos en la Región Enriquillo con puertos de mar, tanto en Barahona como en Pedernales (Cabo Rojo), así como también  con dos aeropuertos, uno en Barahona y otro en Pedernales (Cabo Rojo).

Considero que si están dadas las condiciones materiales y contamos con los recursos humanos disponibles, sólo falta que el Gobierno Dominicano comience a implementar el Plan Estratégico para el Desarrollo Turístico de Pedernales y firme los contratos con las empresas turísticas nacionales o internacionales para que el avión del desarrollo turístico despegue.

El autor es Licenciado en Educación de la UASD

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 9 de mayo de 2017